Edición Impresa

Casilda: temen que la delincuencia de Rosario se desplace a la zona

Algunos hechos no habituales despertaron en los casildenses el alerta. Desde el Concejo pidieron una audiencia con el ministro Lamberto.

Lunes 05 de Mayo de 2014

Aunque la ciudad de Casilda no está ajena a la problemática de la seguridad, su realidad en materia delictiva dista del complejo panorama que ofrecen las grandes urbes donde los hechos graves parecen ser moneda corriente. Por eso, cuando se producen episodios poco habituales para la comunidad, el impacto social resulta notorio.

Así sucedió días atrás al registrarse una "entradera" en un domicilio céntrico donde un grupo de delincuentes redujo a toda la familia para despojarla de sus pertenencias y fugarse del lugar con el vehículo también de su propiedad.

El caso, aun no esclarecido, genero preocupación y movilizó a la opinión pública, precisamente, por tratarse de un suceso delictivo prácticamente desconocida en la ciudad y que puso en alerta a las autoridades.

Además del abordaje mediático el tema recaló en el Concejo que ya pidió una audiencia con el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, para tratar el tema.

Es que tanto autoridades como vecinos temen que se acentúen en Casilda y localidades de la zona este u otros tipos de delitos a causa del desplazamiento de delincuentes "de cabotaje" que ven limitado su accionar en Rosario por la fuerte presencia de las fuerzas federales.

"La idea es plantearle al ministro nuestra preocupación sobre el tema y conocer si desde su cartera se elaboró algún plan o estrategia para neutralizar el impacto en nuestra ciudad y otros localidades cercanas", explicó el presidente del Concejo e impulsor de la iniciativa, Roberto Meli.

De concretarse la reunión, como todo indica, también participarían representantes de la vecinal del populoso barrio Nueva Roma donde se estaría registrando un avance de hechos delictivos directamente vinculados al narcotráfico. Fuentes consultadas por LaCapital, que pidieron no son reveladas, confirmaron la existencia de "venta de droga en búnkers o por medio de delivery" además de asegurar que "ya resulta habitual escuchar tiroteos por las noches entre gente del hampa".

La entradera. "El caso se produjo días atrás, es un hecho lamentablemente novedoso para nuestra ciudad y podemos deducir que fue cometido por delincuentes de área del Gran Rosario ya que uno de los malhechores tenía en su pantalón un escudo de Rosario Central y los registros de las cámaras de seguridad demuestran que los vehículos luego del hecho se trasladaron en dirección a esa ciudad", explicó Meli, quien acompañó a la Fiscalía al propietario de la casa desbalijada junto al senador por Caseros, Eduardo Rosconi, para conocer la marcha de la investigación.

"La familia casildense que resultó víctima —recordó— debió soportar a estas personas armadas por casi una hora dentro de su vivienda logrando escapar luego con un vehículo de su propiedad, dinero, ropa, electrodomésticos y hasta una botella de fernet".

El edil resaltó que el episodio "se produce bajo dos circunstancias muy especiales que son, por un lado, la puesta en función del nuevo sistema del Código de Procedimiento en lo Penal donde aún no se observa claramente un fluido mecanismo de trabajo entre los responsables en brindar el servicio público de Justicia y de seguridad y, por el otro, la gran disposición de fuerzas de seguridad federales apostadas en la ciudad de Rosario donde se evidencia una cierta mudanza de delincuentes de cabotaje de esa localidad a comunidades vecinas cuya defensa hacia éstos son evidentemente más bajas".

"Por estas razones —concluyó— queremos saber si se ha previsto o planificado sobre el particular procedimientos especiales desde el Ministerio de Seguridad ya que claramente las localidades vecinas al área del Gran Rosario estamos siendo afectadas y queremos dar la voz de alerta en tal sentido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario