Edición Impresa

Casilda pidió justicia por la muerte de una parturienta y su bebé

Una nutrida marcha recorrió la ciudad para exigir el esclarecimiento del caso. Testimonios y muestras de dolor por el fatal desenlace aún conmueve a la comunidad local.

Jueves 28 de Noviembre de 2013

En medio de muestras de dolor y recogimiento, centenares de casilsenses se movilizaron para pedir por el esclarecimiento de las muertes de María Eugenia Casarotto y su hijo Lorenzo. La mujer tenía 34 años y falleció el 12 de octubre en el Hospital San Carlos, de Casilda, tras ser intervenida por una hemorragia a causa de una rotura uterina durante el parto de su bebé que nació con serias complicaciones y a los pocos días también murió en un establecimiento rosarino.
  El fatal desenlace aún conmueve a la comunidad y genera tanta impotencia como dudas. Al menos así quedó visibilizado en la marcha en reclamo de Justicia encabezada por familiares con el acompañamiento de amigos y vecinos.
  “Queremos un rápido esclarecimiento (de lo sucedido) y que nadie más tenga que pasar por esta situación”, dijo el esposo, Fabián Tadiello, para sintetizar el espíritu de la movilización que arrancó con una concentración en la Plaza de los Mástiles para culminar frente a las puertas del hospital casildense.
  La nutrida columna marchó en silencio entre velas encendidas, pancartas y detrás de un cartel que rezaba: “No esperes que te pase lo mismo. Hacé valer tu vida”. Al llegar al hospital, el padre José Ferreira hizo una invocación religiosa en un clima de consternación, aunque con la esperanza de que la movida “haya servido para que puedan acelerarse las cosas”, tal como dijo a modo de cierre y emocionada hasta las lágrimas una de las hermanas de mujer fallecida, María Inés.
  No menos conmovedoras fueron las palabras de su madre Liliana al resaltar su gratitud por “la gente que comparte con nosotros el dolor”. El silencio sólo se quebró en el final de la recorrida cuando los manifestantes elevaron su voz para pedir “Justicia”.
  
Investigación. El caso es investigado en el Juzgado de Instrucción en lo Penal de Casilda, a cargo de Carlos Pareto, por una denuncia que radicó Tadiello en la Unidad Regional IV de Policía con asiento en Casilda, a raíz de la “dudosa muerte” de su esposa. A pocos días de la presentación la situación se tornó aún más dramática al morir Lorenzo, internado en el Hospital Centenario de Rosario.
  Fuentes tribunalicias indicaron a La Capital que “la causa está orientada a ser caratulada hacia la figura penal de doble homicidio culposo por mala praxis”. Los resultados de la autopsia de la mujer ya fueron reportados al juzgado de Casilda y aún resta llegar el informe del bebé, también realizado en el Instituto Médico Legal de Rosario. La Justicia también ordenó el secuestro de las historias clínicas, entre otras medidas tendientes a esclarecer este hecho que conmovió a toda la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS