Edición Impresa

Casilda: la menor que se fugó de su hogar denunció abusos de su padre

Dijo a la Justicia que nunca lo acusó por temor y que su madre no creyó lo que sucedía. Aseguró que su hermana también fue vejada. El padre fue imputado por abuso sexual agravado.

Sábado 01 de Septiembre de 2012

Casilda.— Aldana Artigas, la adolescente casildense que fue hallada anteayer junto a su novio en Puerto General San Martín después de 14 días de intensa búsqueda, tomó la decisión de fugarse de su hogar al sentirse hostigada y desprotegida en su seno familiar. La menor venía soportando desde hace tiempo una situación de conflicto que quedó al desnudo tras su aparición.

Su conmovedor testimonio, que llevó a la Justicia a ponerla a disposición de la Dirección Provincial de Protección de Niños, Adolescentes y Familia de Rosario, revela una historia tan traumática como dolorosa.

Fuentes de la investigación indicaron a LaCapital que la chica habría manifestado verse expuesta a maltratos y ser abusada tiempo atrás por su padre al que nunca denunció "por temor" y ante la negativa de su madre que al contarle lo sucedido no le creyó.

Pero Aldana se habría animado a ir más lejos al asegurar que su progenitor también habría sometido sexualmente a su hermana, quien actualmente reside en una localidad bonaerense.

Discusión. En su extensa declaración la chica también habría sostenido que una semana antes de irse de su casa por voluntad propia mantuvo una fuerte discusión con su padre Salvador Artigas, quien quedó imputado por el presunto delito de abuso sexual agravado por el vínculo y será indagado el próximo lunes por el juez interviniente en el caso, Carlos Pareto, quien ayer tomó declaración a su esposa aunque no trascendieron detalles. El magistrado además tendría previsto ordenar otras medidas en el curso de la semana entrante.

Lo expuesto en relación a su historia familiar y el pedido de Aldana de no volver a su hogar fueron suficientes para que el juez disponga que quede al resguardo del organismo provincial que interviene en este tipo de casos.

La menor se encuentra actualmente alojada en una institución donde recibe contención integral.

En tanto el novio de Aldana, Luis Ortiz, de 22 años, continúa detenido e imputado por un presunto delito contra la integridad sexual al comprobarse, según los exámenes médicos, que habría mantenido relaciones con la menor.

No obstante, podría quedar en libertad ya que se habría tratado de un acto sexual consentido por la chica, que en todo momento referenció al joven como su novio. Incluso habría asegurado que al contarle la decisión de alejarse de su hogar él se ofreció para acompañarla y protegerla. La misma explicación habría manifestado Ortiz en sede policial al prestar ayer declaración judicial, aunque no surgieron pormenores.

"Lo más importante es que se pudo encontrar a la menor, escucharla, protegerla y disponer su custodia", indicó Pareto a este medio para luego remarcar que los pasos a seguir al respecto serán definidos por la Dirección Provincial de Protección de Niños y Adolescentes junto al juez de familia.

Aldana se fugó de su hogar el 16 de agosto y fue hallada el jueves junto a su novio en una plaza de Puerto General San Martín por efectivos de la comisaría 5ª de esa ciudad, luego de una intensa búsqueda.

Estaban desalineados aunque en buen estado de salud general, lo que fue constatado al ser examinados en el Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Delito Sexual de la UR-IV Caseros, con asiento en Casilda.

La pareja se fue de Casilda haciendo dedo y estuvo deambulando por varias localidades antes de ser encontrados en Puerto General San Martín. Para subsistir habrían tenido que hacer "changas" sin que nadie percatara que se trataba de las personas buscadas.

Antes de la aparición de Aldana y Luis, los investigadores se centraron en dos pistas que no reportaron resultados: primero la buscaron en Mar del Plata y después en una localidad del norte santafesino. Las tareas para localizarlos también fueron intensas en la ciudad y localidades de la zona, al tiempo que se pidió colaboración a nivel provincial y nacional. El municipio adhirió a la causa ofreciendo una recompensa de 10 mil pesos a cambio de datos fidedignos.

Denunciante. La denuncia por averiguación de paradero de Aldana fue radicada por su padre, quien ahora aparece involucrado y comprometido en una situación de presunto abuso contra su propia hija que al irse de su casa dejó una nota donde en alguna medida anticipaba que algo extraño estaba sucediendo en su seno familiar.

Casilda vivió con gran preocupación la desaparición de la menor que afortunadamente apareció sana y salva y ahora cuenta con apoyo profesional.

Un juez atareado

El juez Carlos Pareto afronta esta investigación mientras las circunstancias lo sobrecargaron de trabajo. Es titular del Juzgado Correccional de Casilda pero, desde el retiro de la jueza Silvia Nogueras, quedó a cargo del Juzgado de Instrucción en lo Penal y además reemplaza a la magistrada de menores de la ciudad Cristina Pecoraro, con licencia médica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario