Edición Impresa

Casilda: apuntan a bajar el consumo de alcohol

La normativa aprobada por unanimidad contempla la creación del Programa Conductor Designado, cuya iniciativa fue impulsada por el edil justicialista, Roberto Meli.

Lunes 21 de Abril de 2014

A los controles de alcoholemia, que ya encaró el municipio de Casilda y que se están haciendo lamentablemente aún sin los aparatos de medición respectivos, se suma ahora la sanción de una ordenanza que unifica dos proyectos que también apuntan a disminuir el consumo de alcohol, especialmente en los jóvenes, para evitar accidentes.

   La normativa aprobada por unanimidad contempla la creación del Programa Conductor Designado, cuya iniciativa fue impulsada por el edil justicialista, Roberto Meli, y la prohibición de venta de bebidas alcohólicas a domicilio de 21 a 8, como lo propuso en su momento el edil radical, Mauricio Plancich.

   El programa en cuestión apunta a generar conciencia sobre la peligrosidad del alcohol al volante y será de cumplimiento obligatorio para boliches bailables, salones de fiestas y todo establecimiento de divertimento nocturno que funcionen en Casilda.

   El objetivo es que al menos una de las personas que descienda del vehículo se identifique como conductor designado al momento de ingresar al local. E igual modalidad se aplicará para quienes lleguen solo en su auto.

   Para tal responsabilidad tendrá que mostrar en la entrada su licencia de conducir además de firmar un registro de conformidad a las reglas del programa, donde constarán sus datos personales y del rodado. Al conductor designado se le colocará una pulsera o sello identificatorio, pudiendo ingresar al local como ingerir bebidas sin alcohol en forma gratuita.

   Al retirarse del establecimiento el conductor designado será sometido a un control para comprobar que no ingerir bebidas alcohólicas y está en condiciones de manejar. De ser así recibirá un ticket oficial con puntaje para la posterior obtención de premios al haber cumplido con el objeto de la ordenanza. De lo contrario no sólo se verá privado de conducir sino que su vehículo será retenido hasta tanto se haga presente una persona que esté en condiciones de retirarlo. Y a ello se suma que se labrara el acta de infracción.

   La norma también contempla sanciones para los establecimientos comerciales que no implementen el programa. Se prevén multas que van de 150 hasta 500 o más unidades fijas (UF), las que equivale cada una al valor de un litro de nafta súper. Y a partir de la tercera infracción se procederá a la clausura del local por 15 días y, en caso de una cuarta contravención, el cierre se extenderá a un mes y será definitivo de producirse una nueva reincidencia.

   Por otra parte la ordenanza prevé en su artículo once la prohibición en todo el ámbito casildense de la venta a domicilio de bebidas alcohólicas entre las 21 y las 8.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario