Edición Impresa

Capriles formaliza la impugnación del proceso electoral venezolano

Henrique Capriles Radonski presentó ayer un recurso legal para impugnar las elecciones del 14 de abril, en las cuales fue declarado ganador el presidente Nicolás Maduro por estrecho...

Viernes 03 de Mayo de 2013

Henrique Capriles Radonski presentó ayer un recurso legal para impugnar las elecciones del 14 de abril, en las cuales fue declarado ganador el presidente Nicolás Maduro por estrecho margen. Gerardo Fernández, uno de los abogados constitucionalistas que acompañó a Ramón José Medina, portavoz político del Comando Simón Bolívar (el comando de campaña de Capriles), explicó que se trata de un recurso de más de 180 páginas en el que se demanda la nulidad total y la repetición de las elecciones del 14 de abril, en las que Maduro venció por 1,49 puntos porcentuales. El recurso fue presentado ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que deberá fijar los lapsos para la entrega de las pruebas que avalan el reclamo.

Las impugnaciones están basadas en cohecho y fraude y van acompañadas del pedido de recusación a la magistrada jefa de la Sala Electoral, Jhannett Madriz, y al vicepresidente Malaquías Gil Rodríguez para que se inhiban de participar en el proceso judicial "por haber emitido juicio y por su dependencia ya comprobada con el partido de gobierno y su vinculación estrecha con el señor Nicolás Maduro", afirmó Medina. A la vez, Fernández explicó que "estamos impugnando los actos previos al evento del 14 de abril, el acto electoral del 14 y los actos posteriores a ese día. Se fundamenta en que en democracia se debe votar, pero cuando se vota debe ser en condiciones de libertad y debe hacerse acatando la ley y la Constitución", dijo a los periodistas.

Los abogados de Capriles estiman que la causa tomará un tiempo largo, pero rechazaron precisar cuánto tardará. Fernández dijo que con el recurso se está impugnando el sistema electoral mediante el cual transcurrió la votación, los desequilibrios electorales, el abuso de los recursos públicos, las irregularidades el día de las elecciones y las auditorías posteriores. "Venimos a decir que democracia no es solo votar. Esto debe darse con respeto al Estado de derecho. Vamos a agotar las instancias institucionales, creemos en el Estado de derecho y por esos vinimos acá", señaló.

Sin plazos. Medina agregó que no confía en la imparcialidad del TSJ, que no tiene una fecha límite para resolver la impugnación. "Pero nosotros estamos obligados a ejercer todos los recursos y estamos obligados a agotar las vías que Venezuela nos da dentro de la legislación para poder acudir a instancias internacionales". Días atrás, dijo que Capriles podría acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), de la que el gobierno venezolano decidió retirarse en septiembre pasado, pero cuya salida se hará efectiva en el plazo de un año

Capriles descartó participar en una auditoría de los resultados que propuso el CNE, pues éste negó el acceso a los cuadernos de votación, un mecanismo que considera clave para aclarar la situación, pues ahí los electores dejan sus huellas y firmas después de votar. El CNE siguió adelante con una revisión propia, auditando una muestra del 46 por ciento de los votos que no fueron revisados el día de las elecciones. Pese al cuestionamiento opositor y los procedimientos legales, Maduro fue juramentado el 19 de abril y ha emitido una serie de actos de gobierno. Capriles, gobernador del estado central de Miranda, dijo a la prensa que decidió recurrir a la vía legal de la impugnación "para agotar toda la institucionalidad, todas las instancias internas porque no nos queda ninguna duda que ese caso va a terminar en la comunidad internacional". "Donde la justicia se le niega a un pueblo la comunidad internacional ayuda a que la justicia se imponga", indicó el dirigente al asegurar que Maduro "ilegítimamente se ha hecho de esa presidencia".

Los obispos piden diálogo. La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) exhortó ayer al gobierno y a la oposición a dialogar para aliviar la crispación política, tras los violentos hechos ocurridos en la Asamblea Nacional . El presidente de la CEV, Diego Padrón, informó que enviaron mensajes al gobierno para ofrecerse como facilitadores del diálogo entre las dos mitades del país. "Venezuela no se merece espectáculos tan bochornosos", dijo al rechazar los hechos de violencia ocurridos el martes en la Asamblea, donde diputados de la oposición fueron golpeados al protestar la orden de la directiva de retirarles el derecho de palabra mientras desconozcan la legitimidad del presidente Nicolás Maduro. Asimismo, llamó al gobierno y a la oposición a descartar el lenguaje ofensivo y excluyente, ya que puede provocar reacciones sociales indeseables. Padrón pidió además el cese del hostigamiento y acoso injustificado contra la disidencia, los empleados públicos que simpatizan con la oposición y los defensores de derechos humanos. "Opinar en contra del proyecto oficial no debe ser motivo para perder la libertad, el puesto de trabajo, la vivienda o cualquier otro beneficio", aseveró.

Maduro: "EEUU no nos respeta"

En una entrevista con el francés Le Monde, el presidente afirmó que EEUU no respeta a Latinoamérica y agregó que eso es lo que se necesita para mejorar las relaciones con Washington. Advirtió también sobre un ascenso de la extrema derecha en su país, donde se comprometió a impedir "que aparezca un nuevo Pinochet" y denunció la existencia de grupos ultraconservadores norteamericanos que estarían detrás de planes de desestabilización en Venezuela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS