Edición Impresa

Caos de tránsito por los camiones en el cruce de la A-012 y la ruta 9 en Roldán

La gran cantidad de camiones que están abocados al traslado de la cosecha complica aún más la circulación. En el municipio se registran al menos dos quejas diarias por la ausencia de la Policía Vial.

Lunes 28 de Julio de 2014

Atravesar el cruce de las rutas 9 y A-012 se ha transformado en una acción de alto riesgo por la gran cantidad de camiones que están abocados al traslado de la cosecha. En la intercepción de Roldán hay sólo semáforos con luces intermitentes y, si bien existe un destacamento de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), está casi siempre sin personal.

Choques, roses y muchas peleas entre camioneros y automovilistas se generan en el cruce de las rutas que son importantes puntos de acceso del área metropolitana. En el municipio se registran al menos dos quejas diarias.

"Sólo podemos atravesar o doblar metiendo la trompa del auto con el peligro de que el camión no frene", precisó a LaCapital un vecinos que como muchos, debe transitar a diario por esas rutas para ir a trabajar.

El espacio físico del destacamento de la policía vial es compartido con la sede del Comando que cuando hay congestión se ocupa de avisar para que los agentes del área se hagan presentes "pero muchas veces no vienen porque tienen que ir a otros lugares".

Los efectivos del Comando reconocen que los automovilistas golpean en la dependencia "para pedir que intervengamos y si bien les damos asistencia, le explicamos que el control del cruce es función de la policía vial. Nosotros tenemos potestad para intervenir pero no podemos quedamos a dirigir el tránsito porque estamos para hacer prevención en la zona".

Gestiones. El intendente de Roldán, José Pedretti, explicó que es muy complicado cruzar de este a oeste o viceversa "porque los camioneros ponen pegados sus trompas con las colas para evitar que doblen hacia la A-012 los que vienen desde Córdoba. Los vecinos que bajan de la autopista a Córdoba a veces esperan hasta 10 minutos para poder girar hacia Roldán". En ese rumbo, confirmó que desde el municipio son constantes los llamados a la policía vial para que se haga presente.

Además adelantó que pidió autorización para empezar a controlar la ruta 9. "Este año el Concejo adhirió a todas las leyes de tránsito (nacionales y provinciales) y eso nos permitió iniciar gestiones ante la provincia para que se nos autorice hacer controles en la 9".

La idea obedece a que muchos choferes abandonan la autopista a la altura de Correa para no pagar peaje y cuando llegan a Roldán se producen estos embotellamientos. "A partir de la autorización, vamos a tener potestad para pedir todo tipo de documentación y poder sancionar excesos de velocidad ya que registramos que pasan por la zona urbana a más de 70 kilómetros".

En ese rumbo, el edil Diego Pilón confirmó que en la noche los camiones exceden notablemente el límite de circulación urbana y consideró como una de las soluciones sería sumar al único semáforo que hay sobre la ruta, "dos más y que cuenten con radares para sancionar a los infractores".

Por convenios de colaboración, agentes municipales, Policía de Seguridad Vial y Gendarmería realizan controles sobre la ruta 9 para bajar o reducir la siniestralidad vial en la provincia, pero estos operativos son aislados. De tener el visto bueno, el municipio podrá estar presente las 24 horas.

 

Sin agentes. El 3 de diciembre de 2012 el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, inauguró el puesto de la APSV a la vera del peligroso cruce y anunció que esa dependencia iba a operar permanentemente, desarrollando tareas de patrullaje y control.

En ese rumbo, aseguraba que el puesto funcionaría las 24 horas con un patrullero y como mínimo tres agentes por turno y con 10 agentes "ya que por su ubicación y por ser la vinculación de dos rutas nacionales con un alto tránsito, necesita un control especial".

Lamberto, reconoció entonces que "mientras se resuelvan las obras de infraestructuras que permitan solucionar el tema" ese destacamento permitiría ordenar y controlar la congestión que se genera al intentar cruzar y tomar las rutas en especial por las largas colas de camiones.Las tareas que hace la APSV están fijadas por las leyes 13.133 y 13.169 de ordenamiento legal de la provincia. Sus agentes pueden actuar en delitos comunes si se los requiriese.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS