Edición Impresa

Caos en la autopista a Buenos Aires por el desborde de los arroyos Pavón y Ramallo

A lo largo de la jornada de ayer el tránsito sobre la traza fue interrumpido totalmente en dos oportunidades ante el avance de las aguas.  

Martes 04 de Febrero de 2014

La copiosa lluvia caída durante las últimas horas en la región y el consecuente escurrimiento de las aguas desde los campos ocasionó el desborde de arroyos y el consecuente corte de rutas anegadas como la autopita Rosario-Buenos Aires, cuyo tránsito debió ser interrumpido en dos tramos distintos a lo largo de la jornada de ayer. Si bien algunos vehículos se aventuraban a cruzar, anoche continuaba formalmente cortado el tránsito a la altura del kilómetro 254 (sobre la mano a Capital Federal), donde el arroyo Pavón desbordó sus aguas. La consecuencia fue que cientos de vehículos quedaron varados durante horas.

Por otra parte, hubo inundaciones en varias localidades con evacuados, corte de servicios y grandes pérdidas materiales. La más afectada fue la ciudad bonaerense San Pedro que ayer registraba más de 300 refugiados, además de Villa Ramallo y Pergamino. En la provincia de Santa Fe, el área más castigada fue el departamento Constitución.

Con interrupciones, la autopista Rosario-Buenos Aires estuvo cortada durante la jornada de ayer y al cierre de esta edición permanecía interrumpida en ambas manos a la altura de Pavón, por el peligroso anegamiento de la calzada y los numerosos despites de vehículos arrastrados por el agua y varados en las inestables banquinas. Otras rutas de la región también fueron intervenidas como la 90, 188 y la 11.

El primer corte total de la autopista a Buenos Aires se dispuso alrededor del mediodía en el kilómetro 208, en inmediaciones de la localidad bonaerense de Villa Ramallo por el desborde del arroyo homónimo. Para los vehículos que salían de Rosario se realizó a la altura de San Nicolás un desvío y se hizo continuar el tránsito por la vieja ruta 9 hasta Ramallo. De allí se podía retomar el tránsito por la autopista, aunque con máxima precaución.

Esta interrupción se levantó a las pocas horas de implementada pero luego, minutos después, se debió cortar nuevamente la ruta en el kilómetro 254, esta vez, por el desborde del arroyo Pavón, cuyas aguas invadieron la traza, y anoche la situación continuaba de esta manera.

Aventurarse ayer a la ruta ofrecía un panorama tétrico: desde las largas colas esperando pasar se podían ver decenas de conductores, que por exceso de velocidad y por el efecto llamado "acuaplaneo" _perder contacto con el pavimento produciendo una gran inestabilidad del vehículo_ se salieron de la calzada. Otros quedaron varados en las banquinas porque perdieron la noción y el sentido de la ruta. Micros de larga distancia estacionados, largas colas de vehículos aguardando que se habilitara el tránsito y el agua que se escurría con fuerza desde los campos arriba y continuaba su marcha en pendiente.╠

Las rutas y accesos de las regiones sur y centro se mantenían húmedas, resbaladizas y con banquinas inestables, como la provincial Nº 1 en el tramo de Helvecia a San Javier; la 70, de Recreo a Fraga; la 6, desde el cruce con la nacional 19 hasta la provincial 14; y la 11, de Recreo a Nelson.

En tanto, en la provincial 18 hubo un corte por anegamiento a la altura de Santa Teresa, y en la 90 el panorama también era muy complicado, especialmente en el tramo desde Máximo Paz hasta Coronel Bogado, que se cortó totalmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS