Edición Impresa

"Cantamos para que todos vean que Ariel cantaba contra el narcotráfico"

Con esa certeza, el barrio de Ariel Avila, el músico asesinado hace dos meses, se reunió ayer en la placita de Génova y Campbell y rapeó hasta "desahogar" el dolor y la impotencia.

Sábado 26 de Abril de 2014

"Cada día te extrañamos, hoy nos cantás desde el cielo". Con esa certeza, el barrio de Ariel Avila, el músico asesinado hace dos meses, se reunió ayer en la placita de Génova y Campbell y rapeó hasta "desahogar" el dolor y la impotencia. Nadie faltó a la cita, fueron sus compañeros de la Técnica del Hip Hop, su mamá, familiares y amigos, cientos de amigos, en la tarde soleada de Empalme Graneros, sacando letras desde el corazón, pintando con la voz la geografía de calles calientes y marcando con el cuerpo el ritmo o, mejor dicho, la respiración del rap.

"Es un homenaje para Ariel, para que todos vean que en este barrio hubo un pibe que cantaba contra el narcotráfico, lo mataron y andan por ahí como si nada", dijeron sus amigos después de haber "expresado" todo lo que sentían por él con un micrófono y desde un escenario porque "él hubiera hecho lo mismo". Arrancaron a las 16 y por momentos hubo 500 personas en el homenaje.

"Rapeamos para explicar la discriminación, lo que hace el sistema con esta clase social, lo contamos en primera persona porque es nuestra experiencia", relataron al final de sus cantos.

"No tenés prejuicio haciendo rap, porque estás contando lo que está pasando en serio", explicaron después de hacer algunos de sus temas fuertes como "El barrio está peligroso", "Cómo me llaman", "Canción para Chuky" y "Tirame una intro", entre improvisaciones y "metra", una especie de surtidor de palabras sucesivas.

"Hicimos esto con mucho esfuerzo y con el apoyo de todos los chicos y la gente, resultó mejor de lo que esperábamos", contó Alicia, la mamá de Ariel, y dijo que sintió que su hijo estuvo entre la barriada reunida en su nombre.

Lisandro Rodríguez Rossi, el profesor de música de Ariel, resumió el trayecto musical del joven que murió a los 21 años, casi como describió en una canción que hizo para la Técnica del Hip Hop, el trío que surgió de la Escuela Nº 660 y ganó el concurso municipal, Ceroveinticinco. Después hubo actuaciones, reportajes y hasta un cortometraje que se puede ver en YouTube.

Rodríguez Rossi, que además es pedagogo social, explicó el sentido del homenaje. "En estos barrios la justicia legal tarda mucho en llegar, por eso socializamos y amplificamos lo que sentimos, para que en cierta forma les dé vergüenza a quien corresponda tratar este tipo de situaciones", aseguró.

Ya sin sol, cuando todo había terminado y los pequeños grupos iban dejando la placita, la Técnica del Hip Hop despidió a LaCapital con una verdadera declaración de principios.

"Estamos aquí representando a Empalme Graneros, cantamos nosotros, los tres mosqueteros"; suficiente para conjurar el dolor y seguir por el amigo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario