Edición Impresa

Canciones sin tiempo

Nito Mestre y Silvina Garré presentan su nuevo show el sábado en lavardén. Intimidades de un dúo que va de Sui Generis a La Trova Rosarina.  

Domingo 26 de Mayo de 2013

Ella era fan de su voz y escuchaba los vinilos de Sui Generis hasta que el disco era todo fritura. El la descubrió cuando ella cantaba con Baglietto y sintió que esos agudos no los iba a olvidar tan fácilmente. Ella es Silvina Garré, él es Nito Mestre, y hoy vuelven al ruedo en un dueto que atraviesa un cruce generacional, pero también de sensibilidades y emociones. “Silvina es súper afinada y da climas cuando canta”, dice Mestre. “Con Nito nos divertimos mucho, nos respetamos y tenemos una forma de trabajo muy parecida”, afirma Garré. La cita es el sábado 1º de junio, a las 21.30 en Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). La canción, agradecida.

   La fórmula sigue funcionando. No es la primera vez que llegan a la ciudad, pero regresan porque saben que siempre que pisan el escenario juntos es una fiesta. Habrá canciones de la etapa solista de Nito Mestre, de los discos de Silvina Garré, pero también habrá de Sui Generis, de la Trova Rosarina y hasta un pequeño homenaje a Joni Mitchell, Carly Simon y James Taylor.

   El nuevo repertorio, que incluirá además algunas canciones del próximos disco de Mestre, tendrá un plus, porque a diferencia del show anterior ofrecido en la ciudad ambos cantarán a dúo casi toda la noche. Y lo harán junto a la banda que habitualmente acompaña a Nito, que está compuesta por Fernando Pugliese, en piano y voces; Eduardo Cautinho, en guitarra, bajo y voces; Ernesto Salguerio en guitarra, voces y dirección musical; y Jonathan Zser, en percusión.

   Hace tiempo que Mestre comparte escena con Garré, pero también lo hace con otros músicos del interior, en una suerte de apertura artística del ex Sui Generis. “Lo de estrellato no va, lo importantes es pasarla bien y que la gente salga feliz. Ahí es cuando yo ligo, la bendición mía es decir «qué linda noche que pasé», eso es lo bueno”, consideró.

   Pero las loas a la intérprete rosarina son de alto vuelo: “Silvina tiene una cosa instantánea en la voz, tiene una cosa natural al cantar, porque cantamos desde muy chicos, lo primero que hicimos es cantar. A mí me encanta hacerle la tercera voz, porque es súper afinada y da climas. Es fenómeno, es como estar jugando, nunca te aburrís, es muy divertido cantar con alguien que canta así”.

   La nostalgia no entra en el juego de cantar temas que, en rigor, le dieron letra y música a la banda de sonido de la vida de varias generaciones. Al menos eso piensa Silvina Garré. “Creo que las canciones que hacemos con Nito no están relacionadas a la nostalgia sino con la actualidad de la música, es al revés. Aquellas canciones que sobreviven, que persisten y que las nuevas generaciones gustan de escuchar es porque son canciones que tienen actualidad, que están fuera de cualquier época o moda”, destacó la cantante y compositora que no en vano tiene un disco llamado “Canciones sin tiempo”.

   Garré agregó, para subrayar esta idea, que: “Si por ejemplo yo escuchase «Cuando ya me empiece a quedar solo» (de «Confesiones de invierno», Sui Generis, 1973) y alguien me dijera que se compuso ayer me parecería extraordinaria igual”.

La intérprete agregó que “el componente emocional o nostálgico también te puede pasar si en el mes que te enamoraste escuchaste mucho una canción de amor y cada vez que la oigas la vas a relacionar con eso”.

   “Las canciones que elegimos interpretar tienen que ver con lo íntimo, porque nuestros shows son íntimos más allá de que toquemos en un teatro grande. No tiene que ver con una cuestión de espacio sino de actitud, de lo sutil, de los detalles, de cierta elegancia y cierta fineza, que es muy importante tanto para Nito como para mí”, concluyó Silvina. Una chance más para las bellas canciones.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS