Edición Impresa

Camioneros empezó a normalizar el gremio, en una asamblea pacífica

El secretario interino, Roberto Oliveto, quedará a cargo del gremio y por ende el sector del jefe de la CGT local, Rubén López, pretende dejar sin efecto la intervención nacional.

Domingo 18 de Mayo de 2014

El desplazado secretario general del Sindicato de Camioneros de Santa Fe, Marcelo Dainotto, formalizó ayer su renuncia al cargo y descomprimió la interna gremial que hace un mes derivó en un enfrentamiento que dejó un afiliado muerto. En paralelo se oficializó que el secretario interino, Roberto Oliveto, quedará a cargo del gremio y por ende el sector del jefe de la CGT local, Rubén López, pretende dejar sin efecto la intervención nacional del sindicato.

Las novedades se conocieron durante la asamblea extraordinaria de Camioneros que sesionó ayer en Pérez sin incidentes.

Fue un cónclave con un fuerte operativo de seguridad, similar al de un partido de fútbol debido a los antecedentes violentos registrados un mes atrás en un encuentro similar, que terminó con el asesinato de Nicolás Savani.

El gremio deliberó ayer al mediodía al vencer el cuarto intermedio fijado en la escandalosa asamblea ordinaria del 12 de abril. En aquella oportunidad se desplazó a Dainotto y al tesorero, Miguel Angel Caichiolo por presuntos desmanejos financieros "abultados" detectados en auditorías.

La tensión cedió a poco de comenzar la asamblea, cuando se conoció que tanto Dainotto como Caichiolo habían presentado sus renuncias al cargo y no iban a reclamar ser repuestos en sus cargos.

"Todo transcurrió con absoluta normalidad, en paz, ante unos 2.800 compañeros. Dimos un paso importante en normalizar el gremio que ahora tiene nueva conducción", destacó el secretario gremial, Rubén López.

El también jefe de la CGT local remarcó que "según el estatuto gremial no corresponde ahora la intervención federal de la seccional Santa Fe del sindicato. Ya tenemos nueva conducción, y la anterior renunció, con lo cual no hay ningún conflicto".

La intervención fue dispuesta por el líder nacional de Camioneros y jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, quien designó para ese rol a Pedro Mariani. El interventor prometió normalizar el gremio en 90 días y reactivar así la atención médica de 32 mil afiliados en toda la provincia. Sin embargo, el sector de López rechazó la intervención dispuesta por la Federación nacional del sector, con el argumento de que un día antes de aquella decisión, el gremio local se desvinculó de la entidad madre y agudizó el conflicto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario