Edición Impresa

Camino a las primarias, las mujeres se quieren hacer oír en el Concejo

Las postulantes promocionan sus ofertas electorales de cara al 11 de agosto. Las principales candidatas a ocupar bancas en el Palacio Vasallo cruzaron propuestas y visiones sobre Rosario.

Domingo 07 de Julio de 2013

Son las principales precandidatas que pugnan por ocupar una banca en el Palacio Vasallo. Asumen el compromiso de querer representar el interés de todos los rosarinos y resaltan el papel de la mujer en política.

Una vez superadas las negociaciones por la conformación de listas, las distintas fuerzas políticas se abocan de lleno a la campaña. Y en el armado rosarino la participación femenina recaló a fondo, permitió que figuras nuevas y conocidas ganaran en peso y disputen un lugar en el Concejo.

"Estamos acá porque tenemos un equipo que nos respalda", parece ser la frase en la que todas y cada una de las principales mujeres precandidatas a concejal coincide con las miras puestas al edificio de Córdoba y primero de Mayo. Aunque saben que deberán competir entre ellas en las próximas internas del 11 de agosto, no desconocen que hay una agenda de temas que las une.

La charla LaCapital comienza en el Monumento y mientras se preparan para la foto, las precandidatas marcan los ejes de debate que tendrá esta próxima elección legislativa. Comienzan posando sus miradas sobre la gestión de Mónica Fein y las diferencias se dejan ver fácilmente. Discrepan en la asignación de prioridades pero buscan coincidencias y la encuentran en un tema tan sensible como es la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico.

Mónica Peralta y Daniela León son las primeras en presentarse en las escalinatas. Ambas son integrantes del Frente Progresista Cívico y Social. Saben que competirán en internas pero sacan a relucir su defensa de la gestión municipal. "La discusión hay que darla hacia dentro. Acá nadie es dueño del frente ni siquiera el socialismo", afirma la integrante del GEN, quien asegura que los que van por fuera tienen una actitud mezquina y persiguen intereses personales.

León se ubica tercera en la lista que comanda el socialista Miguel Capiello. Ella es la encargada de destacar la labor parlamentaria que viene realizando el oficialismo en la defensa de los proyectos que manda el Ejecutivo. Pero considera que en este último tiempo no hubo un "compromiso necesario" para encontrar coincidencias en temas trascendentales que hacen al beneficio de la ciudad.

La concejala del Frente para la Victoria Norma López se apresura para cruzar a las integrantes del Frente Progresista y busca mostrarse como la más crítica a la gestión municipal. Quiere renovar su banca y sabe que debe golpear dónde más duela. En esta elección secundará a Héctor Cavallero por el espacio Rosario Primero. Asegura que la conformación de la lista tiene una importante representación política de diferentes sectores pero su presencia es la garantía del kirchnerismo más puro.

En otro extremo está la precandidata que pateó el tablero para esta elección. Ella es Anita Martínez, quien será la encargada de liderar una de las cuatro listas que presentó Unión PRO Federal. La periodista afirma que opto por encabezar el espacio Rosario Nos Une porque representa una nueva forma de hacer política que llega para profundizar el trabajo que vienen realizando los jóvenes macristas en el Concejo.

Enfrente se encuentra la concejala Laura Weskamp. Con su sector le presentará internas a la lista de Martínez. Su espacio está liderado por Diego Giuliano, quien luego de varias idas y venidas recaló en el PRO. La edila asegura que harán una buena elección y que será reelecta.

La que menos preocupada parece estar por las discusiones internas es la radical Laura Utrera. La joven docente de la UNR mira desde lejos estas disputas ya que su espacio decidió ir por afuera del Frente Progresista y apostar todo a las elecciones de octubre. Atribuye esa decisión a una falta de "pluralidad" y desliza que su espacio trabajará para que Jorge Boasso sea intendente en 2015.

Ante la variedad de temas que van surgiendo en la charla, las consideraciones políticas de las precandidatas no dejan de hacer foco en los errores y aciertos de esta gestión municipal. Todas coinciden en destacar que la principal demanda del rosarino es por la inseguridad pero cada una de ellas trata de explicar las inquietudes que van recolectando.

López es la primera en hablar y asegurar que la ciudad está totalmente fragmentada. Insiste en remarcar que no hay presencia del ejecutivo en los barrios y dice que la intendenta carece de "reacción en distintos ejes", aunque asegura que los problemas le fueron heredados por Miguel Lifschitz.

Martínez coincide con la apreciación de la edila kirchnerista y afirma que Rosario creció e invirtió para posicionarse como eje turístico pero descuidó la terminación de obras. Una de sus prioridades será fortalecer los clubes de barrio. "Hay que profundizar la actividad social de estas entidades ya que su contención hacia muchos jóvenes es un gran indicador de cara al futuro", señala.

Asimismo, la perspectiva de la precandidata Peralta es otra ya que resalta "la visión social" que tiene esta administración. Se anima a considerar que el momento es complejo porque la inseguridad y el narcotráfico van en aumento, pero desliga de responsabilidades a la intendenta. León va más allá y afirma que esta gestión municipal buscar hacer un abordaje integral de las distintas problemáticas. Además, destaca el compromiso de presentar una planificación estratégica para promover una Rosario que sostenga su sistema de salud pública.

Para la radical Utrera, el municipio hace tiempo que no tiene ideas creativas en carpeta. Con sus años de docencia apuesta a darle una mirada cultural al bloque, que según ella, es el que mejor trabaja en el Concejo.

A su turno, Weskamp demuestra interés en mejorar el transporte urbano de pasajeros. "Yo voy insistir en los trazados ferroviarios porque son las vías naturales para proyectar un nuevo tipo de movilidad en la ciudad", desliza.

Las cartas ya están echadas y los partidos políticos buscarán obtener un escaño en las próximas elecciones de octubre. A las precandidatas las envuelve un sentimiento de ansiedad y expectativa por saber quiénes serán los encargados de representar el interés de todos los rosarinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS