Edición Impresa

Caló y Moyano compiten con sus críticas a la política económica

Los titulares de las CGT oficialista, Antonio Caló, y opositora, Hugo Moyano, compitieron ayer por el primer lugar en las críticas a la política económica, lo que pone en evidencia cómo se...

Viernes 15 de Febrero de 2013

Los titulares de las CGT oficialista, Antonio Caló, y opositora, Hugo Moyano, compitieron ayer por el primer lugar en las críticas a la política económica, lo que pone en evidencia cómo se complica el frente sindical para el gobierno. El metalúrgico dijo que la economia está estancada, mientras que el camionero retrucó que "algunos sectores" quieren hacer creer que hay un estancamiento para no aumentar los sueldos.

Moyano reunió ayer al consejo directo de la CGT Azopardo, que decidió adherir a la movilización de protesta a la que convocó la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de Pablo Micheli el próximo 14 de marzo al Ministerio de Trabajo (ver aparte).

La CTA de Micheli y la CGT de Moyano realizaron en noviembre pasado un paro conjunto y en los últimos meses aumentaron las acciones comunes. Ambos referentes son abiertamente opositores al gobierno.

Pero en las últimas horas fue el lider de la central oficialista, Antonio Caló, el que sobresalió por su dureza contra la política oficial. Un día después de que pusiera en duda la efectividad del congelamiento de precios, el metalúrgico aseguró que la economía está "estancada" y denunció que la inflación es "el impuesto que más perjudica a los trabajadores".

"Nuestra lealtad no es con el gobierno, es con los trabajadores", dijo y advirtió que los gremios industriales apostaron al modelo pero están "preocupados" porque "se estancó la economía, se estancó la recaudación".

El día anterior, la presidenta Cristina Kirchner había anunciado que la actividad económica registró un crecimiento del 1,9 por ciento durante el 2012 en comparación con el año anterior. Ese mismo miércoles, la mesa chica de la CGT oficialista se reunió para repasar los reclamos pendientes de resolución por parte del gobierno. Básicamente, una suba más importante del piso de Ganancias que pagan los asalariados, paritarias sin techo y el pago de la plata adeudada a las obras sociales.

Durante el cónclave, los dirigentes sindicales de ese sector ratificaron su alineamiento con el gobierno nacional. Pero se mostraron muy críticos y duros a la hora de exponer sus reclamos al poder político.

El dirigente de la Sanidad, Héctor Daer, dijo el miércoles y ratificó ayer su alineamiento con la administración de Cristina Fernández de Kirchner. También negó un acercamiento con la central que conduce Moyano.

El dirigente reconoció que "dentro de la UOM estamos preocupados" por el estancamiento de la economía.

La otra vereda. Para Moyano, en cambio, son algunos "sectores" los que "quieren hacer creer que la economía está estancada para no aumentar los sueldos".

"La economía anda, creo que hay sectores que nos quieren hacer creer que la economía está estancada así no se aumentan los sueldos", dijo cuando fue consultado sobre si compartía la postura de Caló de que la economía del país se encuentra "estancada".

El camionero se pronunció de esa forma antes de ingresar a la sede de la CGT Azopardo para encabezar una reunión del Consejo Directivo.

Sobre las recientes declaraciones del titular de la CGT más cercana al gobierno, que apuntaron contra los acuerdos de precios y la "insuficiente" suba del mínimo no imponible, Moyano señaló: "Caló se tiene que quejar porque es el trabajador el que se queja".

Moyano, además, volvió a manifestar su preocupación sobre las futuras paritarias y la posibilidad de que el gobierno quiera imponer techos. Al respecto, reiteró que la base de las negociaciones será el 25 por ciento de aumento.

Además advirtió que ya hay "gremios que no están negociando días de descanso en lugar de aumentos, por el tema del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS