Edición Impresa

Caló le presenta a Capitanich los reclamos de la CGT oficialista

El secretario general de la central obrera pedirá por el impuesto a las ganancias y los puestos de trabajo. Convocarían en los próximos días al Consejo del Salario.

Lunes 21 de Julio de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibirá hoy al titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) oficialista, Antonio Caló, para debatir sobre una "amplia agenda" que tendrá a la recesión económica, a la pérdida de empleos y al impuesto a las ganancias como ejes.

A Caló le preocupa que la inflación y el impuesto a las ganancias se están quedando con una parte importante del salario, al punto que los trabajadores no pueden mejorar su poder adquisitivo, a pesar de las subas escalonadas acordadas con las cámaras empresariales.

Sólo en la industria metalúrgica hay entre 10.000 y 15.000 operarios que sufren suspensiones rotativas con el goce de sólo el 75 por ciento del pago por el parate que viene mostrando la actividad fabril en conjunto, por la caída del consumo interno y de las exportaciones de autos.

Si bien guardan sintonía con el gobierno, en la CGT Alsina entienden que la economía viene complicada y hay miles de puestos de empleos en jaque, con sectores como el autopartista, que ya despidieron a cientos de trabajadores.

El propio Caló salió recientemente a dejar en claro la posición de la central obrera que conduce y advirtió que la economía argentina está "muy complicada".

"La economía está complicada, a nivel trabajo está muy complicado, hay problemas para traer importaciones, no se exporta", se quejó el metalúrgico.

Según el análisis del dirigente sindical, la situación es compleja y se observan señales de alerta: "La gente no compra, la gente guarda para lo que pueda pasar; estamos complicados con el consumo".

Tensión. Caló endureció notoriamente su discurso después de la extensa reunión del consejo directivo de la CGT celebrada el miércoles de la semana pasada, cuando se pudo observar el malestar de los sindicalistas de varios sectores.

Los sindicalistas no escamotearon las quejas allí y le exigieron a Caló que pida una reunión urgente con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El jefe de la central obrera llamó por teléfono finalmente el jueves a la noche a Capitanich y le solicitó una reunión, por lo que el funcionario lo citó para este lunes en la Casa Rosada.

Consejo del Salario. Mientras tanto, se espera que en los próximos días se realice la convocatoria al Consejo del Salario, para actualizar el sueldo mínimo vital y móvil. Ricardo Pignanelli, jefe del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), reclamó que, con las paritarias "casi terminadas", se puede llevar "un aumento promedio al salario mínimo".

El sindicalista también advirtió que en su sector había en promedio, entre mecánicos y autopartistas, 12 mil trabajadores suspendidos en todo el país, con licencias de 4 a 6 días.

Los gremios que acompañan a Caló meten presión por la reunión de hoy.El dirigente petrolero y diputado massista Alberto Roberti advirtió que si la presidenta "no quiere atender" el reclamo por el impuesto a las ganancias "esto va a terminar poniendo al movimiento obrero en la calle".

Asimismo, el secretario de Políticas Educativas de la CGT oficialista y jefe del gremio docente UDA, Sergio Romero, había dicho que "Caló tiene 10 días para informar sobre el resultado del contacto que logre con el gobierno".

Desde la CTA cercana al Gobierno, Hugo Yasky confirmó que marchará el 4 de agosto al Congreso para reclamar una reforma tributaria integral que modifique el impuesto a las ganancias.

El gobierno anuncia créditos para tamberos

El gobierno anunciará en los próximos días un conjunto de medidas para fortalecer al sector lechero, según lo prometido en el encuentro que mantuvieron la semana pasada los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Agricultura, Carlos Casamiquela con productores tamberos.

De acuerdo a lo adelantado por la cartera de Agricultura, entre la batería de medidas, figuran créditos blandos, incentivos para incrementos de la producción y calidad de la leche, herramientas del fondo de emergencia agropecuaria y apoyo del Cambio Rural II y Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (Fondear)".

El coordinador de la Mesa Nacional de Lechería, Carlos Brave, indicó días a atrás que en el gobierno "están terminando las negociaciones con el Banco Nación, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS