Edición Impresa

Callejeros tocó con más gente de la permitida

Patricio Fontanet, ex líder de Callejeros, eligió las redes sociales como estrategia de convocatoria para poder seguir trabajando tras la tragedia de Cromañón que le costó la vida a 194 personas.

Martes 04 de Septiembre de 2012

Patricio Fontanet, ex líder de Callejeros, eligió las redes sociales como estrategia de convocatoria para poder seguir trabajando tras la tragedia de Cromañón que le costó la vida a 194 personas. La intención es evitar las grandes promociones, que pueden derivar en prohibiciones de las autoridades locales, sensibilizadas por lo ocurrido en diciembre de 2004.

Sin embargo, el grupo parece no poder desprenderse de su estigma. Al menos eso se vio el domingo pasado en Paraná, donde se presentaron en un lugar habilitado para menos personas de las que concurrieron.

En silencio y sin publicidad previa Casi Justicia Social (CJS) tocó el domingo a la noche ante 3 mil personas, cuando la capacidad del lugar es para 1.500, informó al diario UNO de Entre Ríos Federico Amore, director de Habilitaciones Comerciales del municipio de Paraná. Entre los concurrentes al recital había niños y jóvenes.

Los inspectores municipales trataron de frenar el espectáculo, pero no pudieron, ya que los organizadores hicieron caso omiso al pedido. El funcionario señaló que los promotores del encuentro no cumplieron con las exigencias pautadas con antelación al recital. En el lugar había 10 policías de adicionales, que se vieron sobrepasados. Además, el área de adicionales no le habría comunicado a la Jefatura Departamental Paraná sobre el show. Esto habría provocado que la policía entrerriana montara un operativo de "urgencia", en los alrededores del boliche. Según la información oficial no se registraron grandes inconvenientes en la zona. Por el shows de CJS (que reutiliza la sigla otrora de Callejeros) unos 40 colectivos ocuparon la Costanera baja de Paraná y avenida Estrada hasta el ex atracadero de la balsa.

La misma historia. Botellas cortadas cargadas con bebidas se multiplicaban en los grupos de jóvenes que desde horas tempranas comenzaron a llegar hasta la puerta del boliche.

Todo fue quedando en el ingreso. Los 28º que marcó el termómetro a la tarde hacían prever una noche estupenda, que lo fue en el interior del lugar. Con el torso desnudo y con las remeras como estandartes, los fanáticos del grupo corearon hasta con un tono reivindicativo las viejas canciones de Callejeros que el CJS toca habitualmente.

"Había niños". Federico Amore dijo a diario UNO que en función del encuentro se había dispuesto un operativo para controlar la capacidad máxima, que es de 1.500 personas, pero se superó ampliamente la capacidad permitida", y agregó: "Los inspectores constataron la presencia de chicos y de mujeres con niños".

Amore sostuvo que los inspectores pidieron a los organizadores, que son oriundos de Córdoba, el cierre de las puertas, pero hicieron caso omiso. El municipio labró actas de infracción que se entregaron a la Justicia de Faltas. "No fuimos acompañados por la gente que hicieron el show. Tomamos todos los recaudos, pero nos superaron ampliamente", dijo el director de Habilitaciones municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario