Edición Impresa

Caen en Rosario dos hermanos por el asesinato del agenciero venadense

Ubican en Urquiza al 8900 a implicados en el asesinato de Ricardo Etchart. Ambos son de la ciudad del sur provincial pero la novia de uno de ellos es rosarina. Uno estaba evadido de la cárcel.

Martes 30 de Diciembre de 2014

Dos hermanos de 26 y 27 años fueron detenidos en Rosario sindicados como los autores del asesinato del encargado de una agencia de loterías de Venado Tuerto, ultimado de un tiro en el pecho el viernes en una situación de robo. Durante la mañana de hoy se realizará la rueda de reconocimiento con el propósito de deteminar si los dos capturados, que son venadenses, tienen relación con el hecho investigado.

El viernes al mediodía dos jóvenes armados irrumpieron en la agencia de loterías a cargo de Ricardo Etchart y a punta de pistola le exigieron la recaudación de la caja. El comerciante se trabó en pelea con los delincuentes y recibió un disparo de arma de fuego en el tórax que le ocasionó la muerte. El crimen desató una airada reacción de los vecinos que organizaron una movilización para pedir el esclarecimiento del caso y anoche realizaron otra. El domingo por la tarde una dotación de Gendarmería llegó a Venado Tuerto para tareas de patrullaje en la ciudad.

Una investigación del fiscal de Homicidios de Venado Tuerto Pablo Busaniche y de la División Judicial de la Unidad Regional VIII posibilitó la identificación de los presuntos sospechosos del asesinato. Supieron que se trataba de personas oriundas de Venado que tenían antecedentes penales por delitos contra la propiedad. Al ajustar detalles sobre la ubicación precisa de los implicados pidieron colaboración a la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) para concretar las capturas.

El domingo a la tarde una dotación de efectivos de la TOE junto a agentes de la Jefatura Regional de Venado Tuerto iniciaron trabajos de rastreo en jurisdicción de la subcomisaría 22ª de Rosario, entre los barrios Santa Lucía y vecindarios cercanos al Estadio Mundialista de Hockey. A las 22.30 efectivos de la TOE recibieron la información de que los implicados se encontraban junto a un grupo de amigos en la vereda a la altura de Urquiza al 8900.

Un grupo táctico de veinte efectivos detuvo entonces al que aparece como presunto ejecutor material del crimen de Etchart: se llama Luciano A. y tiene 26 años. Fuentes de la investigación consignaron que tenía un pedido de captura activo por una condena por robo calificado impuesta por el juzgado de Sentencia Nº 6 de Rosario. Luciano A. se marchó legalmente con una salida transitoria y no regresó a la cárcel de Zeballos y Riccheri, su lugar de detención.

La otra persona requerida consiguió escabullirse pero no llegó lejos. Ingresó en una Iglesia y al salir fue apresado. Se trata de Matías A, de 27 años, hermano del primer detenido.

Los investigadores consideran que pudo haber un tercer implicado en el hecho: un remisero que facilitó la evasión del autor material. Lo curioso del caso, y que determinó que la redada se produjera en Rosario, fue que Matías A., uno de los involucrados, había llamado a la comisaría 2ª de Venado Tuerto para contar que él no tenía nada que ver con el homicidio. Se estima que podría ser la persona que estaba en la moto o en el misterioso remise que aparece ahora en la causa aunque sin demasiadas precisiones.

El asesinato sacudió a la ciudad del sur provincial. Ricardo Etchart, titular de la agencia que pertenece a la firma Casa Morelli, atendía el negocio cuando un ladrón ingresó al local visiblemente alterado, increpó al comerciante y éste le dio la recaudación del día. Pero el asaltante no pareció conformarse y le pidió más dinero. Ahí se trenzaron en un forcejeo que culminó con el mortal disparo.

Según las pericias, una bala de calibre 22 ingresó por el pecho de Etchart y a pesar de que fue rápidamente asistido llegó sin vida al hospital.

La testigo. La única testigo del hecho, una mujer que estaba en el depósito del negocio, dijo que el asaltante estaba vestido informalmente, con un pantalón tipo pescador y una remera de dos colores fuertes y rayas horizontales. A la hora en que ocurrió el crimen no había otros comercios abiertos y sólo la cámara de seguridad de una joyería vecina aportó imágenes que si bien no son claras, ayudaron a realizar el identikit del sospechoso.

La testigo aseguró que el homicida "estaba totalmente alterado, como fuera de sí". La principal testigo determinará si alguno de los dos detenidos —uno está considerado autor y el otro cómplice— es el que asesinó al agenciero Ricardo Etchart. De los dos hermanos, uno de ellos tenía una relación con una chica rosarina, lo que explica su llegada a Rosario. El otro lo siguió al día siguiente del hecho, es decir, el sábado pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario