Edición Impresa

Cada vez más usuarios de Litoral Gas buscan sortear el tarifazo

Tras la quita de subsidios, en Rosario repartieron boletas con incrementos de hasta 400% por el servicio. A través de un formulario adhieren a un amparo presentado en 2008 por la Defensoría del Pueblo.  

Miércoles 13 de Agosto de 2014

Con la llegada de las boletas con aumentos de hasta el 400 por ciento en los últimos días, creció la ola de usuarios rosarinos que se acercan hasta las oficinas de Litoral Gas para frenar la quita de subsidios mediante la presentación de un formulario en el que se adhiere a un amparo presentado por el Defensor del Pueblo de la Nación en 2008. Además, están los consumidores que solicitan ser exceptuados por algunas de las doce opciones definidas cuando se estableció el nuevo esquema (ver infografía).

También se incrementaron las maniobras legales para sortear el aumento de tarifas, como los cambios de titularidad, un mecanismo que provoca arrancar de cero como usuario y, por ende, en el escalón más bajo de las categorías del cuadro de valores.

Alejandra, asistente odontológica en Salud Pública municipal, no salía de su asombro días atrás cuando le llegó a su casa de Hilarión de la Quintana la boleta: casi 900 pesos, cuando en el mismo bimestre del año pasado, y con un consumo similar, apenas había superado los 100 pesos. Todavía no definió qué pasos seguir.

En tanto, un padre que ayer esperaba frente a la escuela de su hija en bulevar Oroño se indignó frente a otros porque de 250 pesos que había pagado en 2013 ahora deberá afrontar una boleta de 1.175. Otro padre señaló que de unos 100 pesos pasó a 480. Y que no dudó en ir a pedir el formulario.

Si bien el aumento fue anunciado en abril pasado y el impacto se empezaría a notar con mayor fuerza en agosto, los usuarios no dejaron de expresarse sorprendidos. Es que el aumento llegó después de un primer semestre de fuerte incremento de precios, impuestos, tarifas (aún falta que se defina la suba del 42 por ciento solicitada por Aguas Santafesinas, Assa) y la caída de la actividad económica.

Según fuentes del sector, una familia tipo que en 2013 pagó entre 300 y 400 pesos este bimestre se encontró con facturas de entre 1.200 y 1.800 pesos. "Y en octubre será más, porque todavía falta que impacte la tercera etapa de la suba, que entró en vigencia a partir del 1º de agosto", agregó Juan Marcos Aviano, titular del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac).

Los aumentos previstos del cuadro tarifario pueden llegar hasta el 600 por ciento. Según Aviano, los incrementos promediaron el 300 por ciento, por el impacto de las dos primeras etapas de la suba (una en abril y la otra en junio).

Si bien el recurso judicial contra la legalidad del decreto Nº 2.067 que instauraba un nuevo cuadro tarifario del servicio de gas, interpuesto en 2008 por la Defensoría del Pueblo de la Nación (hoy en manos de la Corte Suprema para decidir sobre su constitucionalidad), recién el fuerte ajuste de este año provocó una masividad de usuarios que se presentaron en las oficinas de Litoral Gas para completar un formulario en el que piden sumarse al reclamo.

El cargo cuestionado no es contra la concesionaria sino contra el "costo por gas importado" dispuesto por el gobierno nacional.

La Defensoría del Pueblo santafesina, desde la presentación realizada por su par nacional, recomienda concurrir a las oficinas de Litoral Gas y manifestar la intención de acogerse al amparo. Pero recién con este aumento del cuadro tarifario crecieron significativamente las solicitudes.

Cuando se conoció el incremento de la tarifa, el gerente de relaciones institucionales de Litoral Gas, José María González, ya había advertido que las facturas del servicio tendrían un aumento "de hasta cuatro veces" en comparación con los que los usuarios venían abonando, como "consecuencia de la reducción paulatina de subsidios" anunciada a fines de marzo por la Nación.

Litoral Gas cubre Santa Fe y los partidos bonaerenses de San Nicolás, Ramallo, Pergamino, Colón, Bartolomé Mitre, San Pedro y Baradero. En la actualidad, en la categoría R1 (la de menor consumo) está el 50 por ciento de los usuarios y, aproximadamente, un 35 por ciento en R2 y R3, mientras que un 15 por ciento es R4 (la más alta).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario