Edición Impresa

Cabín 9 redobla su pelea para que le terminen el edificio de la escuela secundaria

En el edificio de la 1.209, escuela de nivel primario, conviven también la secundaria Nº 574, la Eempa 1.325, la primaria para adultos Nº 2.561 y un centro de capacitación laboral educativo.

Sábado 15 de Marzo de 2014

La comunidad educativa de la escuela 1.209 de Cabín 9, en Pérez, no se queda callada. Cansada de esperar que se construya un nuevo edificio para albergar a dos secundarias que funcionan en su establecimiento, ubicado en Perito Moreno y Hudson, enviaron una carta a la presidenta de la Nación para hacerle saber el grave problema que plantea la convivencia de 2 mil chicos de distintas edades y niveles educativos en un mismo espacio. Pasado mañana, realizarán un abrazo simbólico a la escuela para luego marchar al nuevo y todavía no finalizado edificio, de Casuarina y Las Gaviotas, que se construye desde hace ocho años.

No es para menos. En el edificio de la 1.209, escuela de nivel primario, conviven también la secundaria Nº 574, la Eempa 1.325, la primaria para adultos Nº 2.561 y un centro de capacitación laboral educativo. Todo en un mismo ámbito, lo cual va en contra de los más mínimos criterios pedagógicos.

Ocurre que hace nueve años comenzó a construirse un nuevo edificio por el Plan Nacional 700 Escuelas, que albergaría a los dos secundarios, pero después de todo este tiempo, ese espacio nunca terminó de concretarse. Ante la falta de lugar, todos los establecimientos, a los que concurren más de 2 mil alumnos y unos 150 docentes, funcionan en la misma escuela.

Después de la detención de las obras, en diciembre del año pasado se presentó una nueva empresa -a través del llamado a licitación- para finalizar la obra, pero en febrero se conoció que este llamado no prosperó. Ahora se está a la espera de una nueva convocatoria.

También durante enero pasado se logró, a través de la intervención de la Municipalidad de Pérez, ubicar a la familia que estaba viviendo en el edificio abandonado de la secundaria.

Años de espera. En diálogo con La Capital, el docente Ricardo Castillo enfatizó que todo el barrio lleva ocho años de espera, y reclamó la urgente intervención de las autoridades, en todos sus niveles, para que el edificio de la escuela secundaria pueda concretarse. Castillo explicó que "hay alumnos de 5º grado con estudiantes de nivel secundario, diez cursos secundarios que funcionan a la mañana y seis turnos en el nivel vespertino", lo que hace convivir a chicos de edades muy diferentes, algo "absolutamente desaconsejable por la gran diferencia de intereses".

El docente recordó que "se hicieron reclamos intensos y variados para que la escuela secundaria se construyera. Arrancó en 2006 y en 2008 se paralizó. La secundaria tiene más de 400 alumnos, a los que se suman otros tantos de la Eempa, quienes también se mudarían al nuevo edificio una vez que esté terminado. Por lógica, ambos establecimientos tienen que funcionar allí", afirmó el maestro, uno de los que lleva la voz cantante de este largo e interminable reclamo.

"Indignadísima". Otra que se puso al frente del reclamo es Laura Mancuello, madre de alumnos de la escuela. "Como madre estoy indignadísima, porque están conviviendo 2 mil chicos, no alcanzan los asientos, algunos chicos directamente quedan parados, no se puede seguir funcionando de esa manera". La mamá también recordó las intensas gestiones, las visitas al Ministerio de Educación de Santa Fe y la licitación que se cayó. "Han hecho promesas, firmaron papeles parar terminar once aulas en la otra escuela, pero no se cumplió con nada", dijo con indignación.

Cabín 9 está ubicada a unos cuatro kilómetros del centro de Pérez y pegada a Rosario. Aunque su población varía según las fuentes, supera holgadamente los 10 mil habitantes (en consonancia con otras estadísticas, Castillo habla de casi 20 mil). Una ciudad en sí misma, con una población de escasos recursos, donde muchos viven de la changa, el trabajo doméstico, la construcción o la asignación familiar. En este contexto de vulnerabilidad la contención educativa es prioritaria.

La comunidad de la escuela 1.209 es muy activa. Sin ir más lejos, hace pocos días, y con la colaboración de vecinos y una agrupación sindical de los recolectores, hicieron un intenso trabajo para acondicionar el edificio, lo que valió un extenso informe en La Capital. Pero ahora van por más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS