Edición Impresa

Cabín 9, otra vez balaceras entre dos bandas

Otra vez las calles de Cabín 9 fueron escenario de una trifulca entre las bandas de Los Cuatreros y Los Stinfer.

Viernes 01 de Abril de 2016

Otra vez las calles de Cabín 9 fueron escenario de una trifulca entre las bandas de Los Cuatreros y Los Stinfer. La primera de ellas fue el lunes a la tarde frente a la escuela de Ombú y Las Gaviotas. La segunda, el miércoles al mediodía a la salida del turno mañana de la primaria de Hudson y Perito Moreno. En ninguna de las dos hubo heridos, pero todos corrieron peligro. “Esto es así todos los días. Son pibitos de 15 o 16 años que andan a los tiros. Ya no podemos ni siquiera traer a nuestros hijos a la escuela”, explicó una vecina de la populosa barriada.
  El miércoles, cuando los medios difundían la balacera que dejó dos pibes de 7 años heridos en un club de fútbol infantil de Parque Casas (ver arriba), una trifulca pasó de las trompadas a los tiros y alteró la calma de Cabín 9. Fue frente a la Escuela Nº 1209 “Provincia de Chaco”.
  Los vecinos dijeron sentirse desprotegidos y expuestos y contaron que el lunes a la tarde los alumnos y autoridades de la Escuela Secundaria Nº 574, de Ombú y Las Gaviotas, debieron atrincherarse en el horario de salida hasta que una banda puso, disparos mediante, en fuga a la otra.
  Desde el Ministerio de Educación se indicó que se había gestionado la presencia de dos policías que patrullaran las inmediaciones de las escuelas y dos móviles a la entrada y salida de los alumnos. Pero ante la ausencia de los mismos, ayer al mediodía un grupo de madresfue hasta la subcomisaría 18ª a protestar.
  “Tuvimos que salir todas corriendo y meternos adentro de la escuela. Fue justo en el cambio de turno. Se agarraron del otro lado de la vía, siguieron en la placita (frente a la escuela Nº 1209) y se fueron. Hubo puñetes, cascotazos y disparos. Pero esto siempre es así. Nosotros sólo pedimos un policía en la puerta de la escuela a la salida de los chicos”, explicó una madre de Cabín 9.
  “Esta es la historia de nunca acabar. Uno espera que las cosas cambien y reforma su vida a través de lo que pasa en el barrio. La gente tiene miedo de que la maten y así pierde las costumbres, como mandar los chicos a la plaza, que anden en bicicleta. Ya no se va a la placita los domingos por temor a que se arme un tiroteo. Entonces ellos se van quedando con nuestro barrio. Desde hace un tiempo Cabín es tierra de nadie”, indicó la mujer.

Malos conocidos. Como el miércoles en Casiano Casas y Washington, los vecinos dicen conocer a los protagonistas de las refriegas. Hablan de “Los Stinfer” y “Los Cuatreros”; y un conflicto que tuvo su punto de inflexión la madrugada del 14 de diciembre de 2014 cuando en Aguaribay al 200 hubo una pelea en un cumpleaños y murieron Guillermo Benítez (Los Cuatreros) y Mario Inocencio Benítez (Los Stinfer). Un hecho por el que están detenidos integrantes de ambas gavillas a punto de cerrar un proceso abreviado a 5 años y medio de prisión.
  Dos semanas atrás, siete integrantes de Los Cuatreros desfilaron por Tribunales tras ser detenidos el 10 de marzo en un operativo en el que se dio por desarticulada la banda. El viernes 18, los detenidos fueron imputados por el fiscal Fernando Dalmau de por lo menos 18 delitos entre abuso de armas, lesiones y amenazas. Tres de ellos  acordaron procesos abreviados y aceptaron penas de hasta 3 años de cumplimiento condicional. El 19 de marzo estaban otra vez en el barrio.
  A otros tres acusados (el Narigón, sindicado como líder de la banda; su hijo de 19 años, y un tal Caballo) el juez Juan Andrés Donnola les dictó prisión por 60 días como partícipes de una asociación ilícita para cometer delitos. A los dos restantes les dictaron prisión preventiva de 10 días debido a que sus abogados tramitan procesos abreviados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario