Edición Impresa

Buscan aplazar el desalojo de una mujer y sus siete hijos

El más grande tiene 9 años, el más pequeño apenas tres meses. Interviene la Defensoría de la Niñez de la provincia que pidió a la Justicia aplazar el desalojo de la casa de Francia al 1400.

Miércoles 22 de Octubre de 2014

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia pidió a la Justicia aplazar el desalojo de una casa de avenida Francia al 1400 que ocupa una mujer con sus siete hijos menores de edad. La joven llegó hasta allí hace algo más de un año, con lo puesto, después de alejarse de la casa que compartía con su ex pareja y sus suegros.

"Sólo pido un poco más de tiempo hasta conseguir un lugar dónde vivir", dice con preocupación Virginia Chuda, mientras con sus chiquitos recorre despachos oficiales solicitando ayuda.

La muchacha fue mamá por primera vez a los 16, cuando aún no había terminado la secundaria. La mayor de sus hijos tiene nueve años, el más pequeño apenas tres meses. Ella también es una de los diez hijos de una pareja de trabajadores.

Y actualmente está sola al frente de la casa donde llegó hace más de un año, después de una mala convivencia con el papá de sus chicos, de buscar infructuosamente otro lugar dónde vivir e incluso de pasar algunos días en la calle. "Tenía miedo de ir a lo de mi mamá. No podía alquilar ni una pensión, dormíamos en las plazas", recuerda.

Por esos días, cuenta, vecinos del barrio le hablaron de la casa de Francia al 1400 que llevaba desocupada un tiempo. Y una noche que llovía a cántaros se cobijó debajo del balcón de la vivienda de dos plantas. Allí se quedó, se fue quedando.

Limpió un poco el lugar, se hizo de algunos muebles, una chica de enfrente le acercó ropa para los chicos. Y anotó a los niños más grandes en la escuela del barrio y a otra de las pequeñas en un hogar maternal, donde asiste al comedor.

Sobre el final. Pero los planes de Virginia terminaron pronto. Según cuenta, hace unos cinco meses recibió la notificación de que la propietaria del inmueble había iniciado un juicio de desalojo.

La causa se tramita en el juzgado de Circuito de la 5º nominación, a cargo de Stella Maris Bertune. Y sólo falta que se corra traslado de la sentencia al oficial de justicia para que se le ponga fecha a la medida.

Por eso, la Defensoría de la Niñez presentó ayer un escrito a la jueza solicitando que se suspenda el desalojo y se convoque a las estructuras estatales del municipio, la provincia y la Nación con potestad para resolver la situación habitacional de los menores.

La presentación lleva la firma de su titular, Analía Colombo. "Entiendo desproporcionado generar una medida judicial que producirá un impacto excesivamente perjudicial, en relación de la pretensión del actor, que afectará derechos fundamentales de niños, niñas y adolescentes", advierte.

Una medida similar permitió en septiembre pasado posponer el desalojo de unas 20 familias asentadas en terrenos del ferrocarril Belgrano Cargas del barrio San Francisquito. Un caso que apuró una recomendación a la Corte Suprema sobre estrategias a desplegar en estas situaciones (ver aparte).

Mientras tanto, Virginia está buscando un lugar dónde vivir. La Secretaría de Promoción Social del municipio también interviene en el caso.

"Un grupo de gente me ofreció un terreno en el barrio del padre Joaquín (Bella Vista) para hacer una casilla. Yo no quise tomar una casa, pero no tenía otra alternativa", afirma la mujer.

Rodeada de todos sus chicos, que van y vienen por la casa vacía, la joven señala que apenas necesita algo de tiempo para que los niños puedan terminar este año la escuela. "Sólo eso, un mes más", repite.

No obstante, para enfrentar la mudanza la familia necesitará chapas y tirantes, entre otros materiales, y el hogar también está escaso de muebles, colchones, vajilla o juguetes. Para ayudar a la familia se puede llamar al 153-318321 (Adriana).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario