Edición Impresa

Buscan alternativas para reabrir el frigorífico Swift de Venado Tuerto

El municipio de Venado Tuerto mantuvo una reunión con directivos del ex frigorífico Swift para avanzar en la posible reapertura de ese establecimiento cárnico que empleaba a más de 600...

Viernes 24 de Mayo de 2013

El municipio de Venado Tuerto mantuvo una reunión con directivos del ex frigorífico Swift para avanzar en la posible reapertura de ese establecimiento cárnico que empleaba a más de 600 operarios y que cerró el año pasado, por decisión de la empresa que adujo baja rentabilidad. Ahora la firma, que se negaba a vender su planta venadense, ahora no descarta reabrirla o escuchar ofertas para su venta.

El secretario de Gobierno, Rubén Paulinovich, mantuvo un encuentro en Rosario con el nuevo CEO de JBS--Swift, Gustavo Kahl. El máximo directivo del frigorífico escuchó distintas inquietudes del municipio y en paralelo dejó traslucir las expectativas del grupo de que la política ganadera nacional pueda autorizar un aumento del piso de faena, actualmente establecido por ley en 380 kilos, añadiendo 100 kilos de engorde a cada animal.

De este modo, a los 50 millones de cabezas se agregarían 5 mil toneladas extra. Y en la misma línea, JBS-Swift propondría al gobierno nacional un impuesto fijo por animal más allá de la cantidad de kilos, ya que en la actualidad se cobra el 21 por ciento de IVA sobre el kilo del animal a valor de mercado.

"De esa manera, el productor ganadero pagaría menos impuestos mientras más kilos le incorpore al animal", analizó Paulinovich, y agregó que "como gestión municipal nos parece un criterio razonable que podamos llegar a pedirle al Ministerio de Agricultura de la Nación que revea esta política".

El funcionario llamó a "tener en cuenta el mercado interno. Hay que bajar el precio lo máximo posible". Desde esta perspectiva, Swift habría ofrecido a la Secretaría de Comercio vender al mercado interno un kilo de carne a precio subsidiado por cada cuatro kilos exportados.

La reunión con Kahl respondió a un pedido efectuado por el intendente José Luis Freyre. Su secretario de Gobierno, quien viajó a Rosario en representación del mandatario local, comentó que Swift "no puede tener una capacidad ociosa instalada gratuitamente, entonces piensan que si hay un cambio de política ya cuentan (en Venado) con una estructura acondicionada para satisfacer de carne a mercados como Israel".

En efecto, la planta local tiene una capacidad de faena de 800 cabezas diarias, para lo cual requiere de 600 operarios, un plantel que supo tener en sus mejores épocas. Para el funcionario municipal, "ninguna empresa está en condiciones de ofrecer hoy la compra de un frigorífico si no hay reglas claras respecto a lo que va a producir para exportación", aunque Swift no se negaría a escuchar ofertas para una posible venta de la planta.

Con todo, estas señales del grupo "darían una pauta que no quieren cerrar definitivamente", confió Paulinovich, ya que en la actualidad JBS-Swift es una de las mayores firmas del mundo en exportación cárnica, que es su principal unidad de negocios.

Pedidos. El municipio venadense solicitó en esa reunión la cesión de una parte de la ochava de avenida Chapuis como acceso de la ruta 33, perteneciente al frigorífico, para el cual ya existiría un aval del directorio. Además, se sondeó la posibilidad de incorporar a un proyecto urbanístico otras siete hectáreas de las que dispone Swift sobre Chapuis.

En la misma línea, se pidió al grupo la cesión o donación de un espacio en esa misma avenida para la ejecución de una bicisenda, en un tramo que va desde la ruta 33 hasta calle Lussenhoff, que en principio habría encontrado buena receptividad.

"Nunca hay que cerrar las puertas cuando no están definitivamente cerradas. El intendente había tenido una reunión con el anterior CEO en noviembre pasado y ahora quedamos en tener otra entrevista en junio, para poder concretar algunos de estos puntos que hemos solicitado", sintetizó el secretario de Gobierno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS