Edición Impresa

Brasil recupera 13 favelas cariocas con miles de soldados y tanques

En la zona viven 24.000 personas. Ahora se instalarán unidades de "policía pacificadora", como se hizo en otras 30 comunidades. El operativo se hizo sin disparar un tiro. Se había avisado previamente, y los narcos se retiraron. El objetivo es recuperar el área en forma definitiva.

Lunes 04 de Marzo de 2013

Trece favelas de los sectores Barreira do Vasco y Caju, al norte de Río de Janeiro, fueron ocupados por unos 1.400 soldados del ejército y 200 infantes de marina apoyados por tanques, en un "megaoperativo exprés" que duró apenas 25 minutos y en el que no fue disparado un solo tiro. La operación fue coordinada entre el gobierno del Estado de Río de Janeiro y las autoridades nacionales, que enviaron a los militares. Estos se retirarán para dejar las favelas en manos de unidades policiales especializadas en la recuperación de estas comunidades.

La acción fue reforzada con 17 blindados y varios helicópteros, y pudo concretarse sin que se produjeran incidentes porque la policía había cercado la región los días previos anunciando la acción, lo que hizo que los cabecillas de los grupos delictivos abandonaran el lugar. "Nuestro objetivo es retomar el territorio para devolvérselo a sus residentes. Durante el día, la policía va a buscar posibles escondrijos de armas y drogas", indicó un jefe policial citado por la red O Globo.

Barricadas.El ingreso de los blindados de la infantería de marina apenas enfrentó resistencia, tan solo con algunas barricadas montadas por los delincuentes durante la noche, pero que no impidieron el ingreso de las tropas. A partir de la entrada de los efectivos a las favelas comenzaron las acciones de búsqueda y aprehensión de armas, drogas y objetos robados, así como el cumplimiento de mandatos judiciales de captura de sospechosos.

En las primeras horas de ocupación la policía incautó armas, municiones comunes y otras perforantes, así como 119 frascos de la droga conocida como "lanza perfume" —hecha a base de solventes—, siete radiocomunicadores, una espada, chalecos antibalas, una réplica de fusil, crack, cocaína, marihuana y material usado para empaquetar drogas. Unas 20 personas fueron detenidas. Dos de ellas portaban armas y drogas.

Las dos favelas, en las que viven unas 24.000 personas, se ubican próximas a la región portuaria de la capital fluminense, entre la avenida Brasil y la Linha Vermelha, dos de las principales vías de acceso a la ciudad.

Según la TV Globo, los grupos organizados que controlaban ambas favelas son responsables de la mayor parte de los robos de autos en la región. Además administraban importantes puntos de tráfico de drogas, la actividad principal de los delincuentes de las favelas.

Ahora, la idea es instalar dos Unidades de Policía Pacificadora (UPP), el programa del gobierno carioca destinado a expulsar a los grupos de delincuentes que desde hace décadas controlan las favelas, y realizar asimismo obras de urbanización y programas sociales. Hasta la instalación de las UPP, cuya fecha de inauguración no fue estipulada, las 13 favelas que integran el complejo Caju permanecerán ocupadas por agentes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) y el Batallón de Choque de la Policía Militarizada, mientras que Barreira do Vasco será ocupada por la Coordinación de Recursos Especiales (Core), la "tropa de élite" de la Policía Civil.

La ocupación del territorio por parte de las autoridades fue oficializada en forma simbólica mediante el izado de las banderas de Brasil y de Rio de Janeiro en una de las plazas de la región.

Hasta el momento el gobierno provincial instaló un total de 30 UPP en diversas favelas cariocas, en las cuales viven un total de 450.000 personas. Según el diario Folha de Sao Paulo, el ingreso a las favelas de Caju y Barreira do Vasco forma parte de una estrategia para ocupar el conjunto de favelas da Maré, una de las regiones de mayor concentración de tráfico de drogas, en la que viven unas 130.000 personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS