Edición Impresa

Brasil prepara una suba de tasas para oxigenar su economía

Los especialistas vaticinan que la tasa Selic se irá al 9 por ciento. El gobierno busca frenar el desplome del real y darle impulso al crecimiento

Sábado 24 de Agosto de 2013

El Banco Central de Brasil subiría las tasas de interés por cuarta vez consecutiva la semana próxima, en momentos en que las autoridades monetarias enfrentan una creciente presión para frenar un desplome de la moneda, la inflación y respaldar a una alicaída economía.

Las especulaciones sobre medidas surgen de un sondeo realizado por la propia autoridad monetria entre 46 especialistas. Cuarenta y cuatro de ellos esperan que el banco, liderado por Alexandre Tombini, aumente la tasa referencial Selic en 50 puntos básicos a un 9 por ciento.

Un incremento de la tasa es considerado como un pequeño paso de autoridades monetarias deseosas de restaurar su credibilidad que, según economistas, se ha visto dañada por Tombini y la insistencia de su equipo de mantener los costos de endeudamiento en mínimos durante casi un año.

Los economistas consideran que un alza de la tasa se volvió urgente en las últimas semanas, puesto que el real se desplomó a su nivel más bajo en cinco años.

No obstante, el aumento de la tasa de interés tiene sus límites, ya que podría profundizar la reciente desaceleración económica.

Por caso, el porcentaje de familias brasileñas que mantienen deudas con el sistema bancario alcanzó en junio pasado el 44,82 por ciento, el sexto récord mensual consecutivo en relación a diciembre pasado.

En enero de 2005, el porcentaje de familias endeudadas era del 18,39 por ciento.

Déficit. Por otra parte, ayer se conoció que Brasil acumuló en los siete primeros meses del año un déficit en sus transacciones con el exterior de 52.472 millones de dólares, informó el Banco Central.

El real subió ayer luego del arsenal de medidas que dispuo el Banco Central para enfrentar su caída. Pasó de 2,45 unidades por dólar a 2,36, luego de que las autoridades anunciaron que dispondrá de 54 mil millones de dólares para intervenir en el mercado de cambios.

La directora del FMI, Chritine Lagarde, advirtió a los bancos centrales de Europa, Estados Unidos y Japón que no tienen que apresurarse por salir de las políticas monetarias ultra laxas que implementaron para impulsar el crecimiento. Dijo también que deben trabajar unos con otros para minimizar el efecto secundario de estos cambios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS