Edición Impresa

Brasil lucha por la regulación global de internet

Jueves 24 de Abril de 2014

Brasil asumió ayer la vanguardia de la lucha por una regulación global de internet, en base a principios de respeto a la libertad de expresión y a la privacidad, a la soberanía de los países y a la garantía de acceso universal a la red y al respeto a las diferencias sociales y culturales. Los principios básicos fueron anunciados por la propia presidenta Dilma Rousseff al inaugurar el Encuentro Multisectorial Global sobre el Futuro de la Gobernanza de Internet (NETmundial), que reúne hasta hoy en San Pablo a funcionarios gubernamentales, empresarios, técnicos, académicos y representantes de la sociedad civil para establecer un "mapa de ruta" para la gestión de la red mundial.

La lucha por la regulación global de internet fue la respuesta brasileña a las denuncias sobre las actividades de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos que, según documentos filtrados por el ex técnico de los servicios secretos norteamericanos Edward Snowden, alcanzaron a la propia Rousseff, así como a gobernantes de otros países, como la canciller alemana Angela Merkel.

Privacidad y libre expresión. Antes de hablar en la ceremonia de apertura, Rousseff promulgó el Marco Civil de Internet aprobado en la noche del martes por el Congreso brasileño y que, según la mandataria, "podrá influir el debate mundial en la búsqueda del camino para asegurar los derechos reales en el mundo virtual". "La internet que queremos sólo será posible en un escenario de respeto por los derechos humanos, en particular el derecho a la privacidad y a la libertad de expresión", dijo la jefa de Estado. La decisión de Estados Unidos de entregar a partir de 2015 la administración de ICANN, la organización no gubernamental que asigna dominios o direcciones de internet, era una necesidad "urgente", destacó.

Para el presidente de la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) —una de las entidades responsables de las funciones centrales de la web—, el libanés Fadi Chehadé, la iniciativa de Brasil pone al país en la vanguardia de una nueva geopolítica para la red mundial. "La geopolítica global de la Internet está cambiando y (...) América Latina y Brasil han asumido un papel de liderazgo en las discusiones sobre la gobernanza de la Internet", dijo, en una entrevista exclusiva que publica hoy la agencia brasileña Estado.

Los debates en San Pablo se desarrollan en base a 188 propuestas enviadas desde 60 países a los organizadores del encuentro, muchas de ellas a través de la plataforma online participa.br, creada por el gobierno brasileño para permitir una participación de todos los sectores en las discusiones sobre el tema.

Entre las propuestas defendidas por el gobierno brasileño, está el fortalecimiento del Foro de Gobernanza de Internet (IGF, por sus siglas en inglés), para que el organismo sea responsable de la formulación de recomendaciones sobre los límites de actuación de los distintos organismos y entidades que intervienen en la gestión de la red mundial.

Tarea multilateral. Además, el país sudamericano aboga por la globalización de las dos entidades responsables de las funciones centrales de la red mundial: Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) e Internet Assigned Numbers Authority (IANA), que actualmente son supervisadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. El gobierno estadounidense anunció recientemente su disposición de convertir en multisectorial la supervisión de ICANN e IANA, pero Rousseff fue enfática ayer al defender que esa tarea sea realizada también en forma multilateral, con la participación incluso de los países en desarrollo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario