Edición Impresa

Boxeo: Victoria Bustos, la Leona rosarina, con un privilegio mundial

A la boxeador se le cumplió un sueño: peleará por la corona del mundo en su ciudad, el sábado en Sportivo América. Su rival: la Monita Esteche.  

Miércoles 18 de Septiembre de 2013

"Aquién no le gustaría pelear por un título y en su ciudad?", pregunta entusiasmada Victoria Bustos. No es para menos ese estado de ánimo. Es la primera boxeadora rosarina que subirá a un ring en su ciudad para pelear por un título mundial. Esa ocasión histórica se hará realidad el sábado 21 de septiembre en el club Sportivo América contra la porteña Ana Laura Esteche. La corona que estará en juego, y que se encuentra vacante, es la de peso ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

La Leona Rosarina asegura que nada altera la rutina con la que transcurrió el último mes, desde que se enteró que contaría con una nueva chance mundialista, luego de que perdió por puntos en la primera oportunidad el año pasado con la Pantera Erica Farías por la corona del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). "Estoy tranquila porque sé cómo trabajé durante todo este tiempo", dice Bustos, quien aclara que el combate no la tomó desprevenida ni por sorpresa.

"Suponía que en algún momento me iba a salir una pelea, aunque nunca pensé que sería una oportunidad tan grande. Igual siempre estoy preparada por si llega algo así porque cuando no sos campeona sino una boxeadora más, no tenés la chance de planificar la fecha de un combate, menos de este nivel", manifiesta la boxeadora, confiada porque pelea seguido y eso la mantiene activa. De todos modos, a días de ser una de las protagonistas del festival "Noche al rojo vivo", la embarga la ansiedad.

"Quiero pelear ya, que llegue el día de la pelea cuanto antes. Esta es una oportunidad muy grande, y encima en Rosario. Por ese motivo me siento muy ansiosa, aunque también muy feliz", explica la boxeadora de 24 años, con 9 victorias (ninguna por nocaut) y dos derrotas desde su ingreso al profesionalismo en 2011. "¿A quién no le gustaría pelear por un título en su ciudad? Esto es bárbaro", expresa con satisfacción.

Con la enseñanza que le dejó la pelea por la corona del mundo contra la Pantera Farías en noviembre de 2012, espera apoderarse del cinturón ligero de la FIB. "Haber peleado con Farías me ayudó y me sirvió un montón. Esa vez me faltaron un montón de cosas, combinaciones, algo sobre lo que sigo trabajando, más movilidad, cintura, también paciencia, porque salí exaltada, queriendo hacer todo junto", explica Bustos, para luego remarcar que con el tiempo mejoró su preparación física.

Prevé que contra la Monita Esteche se verá "una pelea emocionante, muy dura y con un final abierto", coincidiendo con la opinión de la mayoría. "Ella es muy buena boxeadora y tenemos casi la misma cantidad de peleas. Si bien contó con dos chances mundialistas (perdió y empató con la colombiana Enis Pacheco, ambas en 2012) y yo tuve una, por las condiciones de una y otra será una pelea muy pareja. Lo lindo es que a dos argentinas se nos dé esta posibilidad", dice la Leona, cuyo equipo de trabajo está integrado por el técnico Fredy Rivero, el segundo entrenador y Rodolfo Cañete, con quien hace foco, el preparador físico Federico Ochoa y la nutricionista Marcelo Gauna. No olvida en este momento a los chicos del Ñaro Boxing Club que la ayudan a guantear.

La ausencia de nocauts en su carrera es un tema que no le "preocupa para nada", a pocos días de la velada en Sportivo América. "A veces el nocaut no llega porque no se te presenta la oportunidad o no estás lista para ganar de esa manera. Me faltó darme cuenta en qué momento podía meter un nocaut. Ahora no sé si se dará o no, pero lo que me gustaría es ganar haciendo lo que más me gusta, que es boxear, demostrando lo que sé", plantea antes de remarcar que para conseguir la corona "hay que ser inteligente".

¿Podrá Bustos cortar la sequía de los rosarinos?

El boxeo rosarino no cuenta con campeones mundiales. “Lo tengo presente. Los únicos dos que tuvieron la chance de pelear por el título del mundo, aparte de mí, son Marisa Portillo y Sebastián Luján, pero nunca en Rosario. Lamentablemente ellos no pudieron salir campeones. Ojalá que ahora el título se quede acá”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario