Edición Impresa

Boxeo: "Soy campeona del mundo"

Pese al reglamento de la FAB, Bustos confía en que le darán el título ecuménico de la FIB

Lunes 23 de Septiembre de 2013

El día después de ganar los títulos argentino, sudamericano y latino de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) de la categoría ligero, la rosarina Victoria Bustos está afónica, hinchada, le duelen varias partes del cuerpo y sólo durmió dos horas. Es que la adrenalina por vencer por puntos en 10 rounds y en fallo unánime a la porteña Ana Laura Esteche (resignó el cinturón nacional) en el Club Sportivo América de su ciudad, la catapultó al desvelo. Porque no sólo ganó la triple corona, sino que, según dice, también le entregarán el título mundial interino de la categoría. La rosarina ganó gracias a que los jueces Ramón Cerdán y Juan Palmieri puntuaron 97-93 a su favor y Marcos Machuca marcó un 96-94.

La previa de la pelea de La Leona Bustos agitó la semana. Es que en un principio se anunció que pelearía por el título mundial interino FIB y luego se supo que iba a pelear por otros tres: el argentino, el sudamericano y el latino FIB. La Federación Argentina de Box (FAB) no autorizó que ese combate fuera por la corona por una cuestión reglamentaria, debido a que Bustos no tiene las 15 peleas que se exigen por reglamento para pelear por un título mundial. Pese a que la organización fue muy clara al respecto, una molesta Bustos se declaró "campeona del mundo".

"Al pelear por el título argentino, sudamericano y latino que pertenece a la FIB se me habilita automáticamente a ser campeona del mundo. Por eso ayer (por el sábado) se peleó por tres títulos juntos, para que yo sea campeona del mundo. Soy campeona del mundo. Fue un problema entre federaciones que ya se arregló y en una semana me van a mandar el cinturón del mundo", manifestó la rosarina, en una interpretación del reglamento de la FAB que no se condice con la letra escrita.

—¿Cómo te sentiste durante la pelea?

—Sabía que iba a ser larga. Ella es una boxeadora muy buena y complicada. Pensé que iba a ser una pelea pareja, con un final que podía ser abierto. Tampoco éramos noqueadoras. La verdad es que fue una pelea muy dura, pero linda a la vez. Muy emocionante.

—¿A qué se debió tanta emoción en el final?

—A la gente. Te juro que no me esperaba el apoyo que tuve en Rosario. El apoyo de la gente, las ganas de que gane, la felicidad que noté y el apoyo en los días previos me hicieron sentir ganadora. Porque a pesar de lo que uno haga en este deporte que tanto ama, cuando la gente te da ese cariño sin que vos le brindes nada, no tiene precio. La semana fue increíble.

—¿Te viste ganadora antes del final?

—Sabía que el primero, segundo y tercero los había ganado bien.El cuarto y quinto los ganó bien ella y después estuvieron parejos. Eso me dejó tranquila y emocionada porque se venía el final y no podía ser creer que se pasara tan rápido la pelea.

—A La Monita se la notó molesta con el fallo, ¿hablaste?

—Cuando le quise dar las gracias por la pelea que habíamos hecho me sacó la cara, pero entendí el momento, yo ya estuve en ese lugar cuando peleé contra Erica Farías. Pero en la cena tanto su equipo como ella me felicitaron.

—¿Qué esperás que pase a partir de ahora con tu carrera?

—Ojalá pueda tener alguna ayuda de los sponsors, que eso es lo que más cuesta conseguir para mantenerse y estar bien preparada, sobre todo físicamente, para lo que también se necesitan comprar suplementos. Porque las rivales que van a venir en esta categoría son jodidas y sé la cantidad de cosas que me faltan. Por eso quiero estar bien. Dios quiera que se me abran las puertas. Con mi equipo hay que seguir trabajando. Incluso más que hasta ahora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS