Edición Impresa

Boxeo: otra exhibición del gran Mayweather

El estadounidense brilló ante el mexicano Saúl Canelo Alvarez, aunque ganó con un fallo de decisión mayoritaria en el combate de fondo de la velada "The One", en el MGM Grand de Las Vegas.

Lunes 16 de Septiembre de 2013

El estadounidense Floyd Mayweather brilló ante el mexicano Saúl Canelo Alvarez, aunque ganó con un fallo de decisión mayoritaria en el combate de fondo de la velada "The One", en el MGM Grand de Las Vegas.

De esa manera, Mayweather, de 36 años, sumó a su lista los títulos superwelter del Consejo y la Asociación Mundial de Boxeo (CMB y AMB) y extendió su racha invicta como profesional a 45 peleas.

Alvarez, de 23 años, sufrió la primera derrota de su carrera y quedó con un récord de 43 combates (41 ganadas, una perdida y otra empatada).

Mayweather dominó la pelea de principio a fin, pero para sorpresa de todos, incluso la mayoría de mexicanos que colmaron la Arena Grand, los jueces no reflejaron en las tarjetas lo que pasó sobre el ring. Uno falló 116-112, otro 117-111 y el último, un empate en 114, lo que generó incredulidad en los espectadores.

Mayweather contradijo a los analistas que aventuraban una pelea cerrada por la diferencia de edad. Al cabo, su perfecta combinación de experiencia y talento se impuso sobre la potencia y juventud del mexicano.

El boxeador de Michigan dio una exhibición del más puro y exquisito boxeo durante los 12 asaltos y, por momentos, sometió sin piedad a Alvarez, en una clara demostración de que no existe todavía un oponente que lo pueda derrotar en este planeta y que va a reinar hasta cuando él lo decida.

Matthysse perdió, pero ganó otra oportunidad

Lucas Matthysse perdió ante Danny García y no pudo cumplir su sueño de quedarse con los títulos welter Juniors del CMB y AMB, pero dejó una gran imagen y se ganó otra oportunidad en la meca de las grandes veladas de boxeo.
Justo un 14 de septiembre, cuando en Argentina se celebra el Día del Boxeador, en homenaje a los 90 años de la pelea en la que Luis Angel Firpo sacó del ring a Jack Dempsey, Matthysse no pudo coronar su sueño de campeón.
Un año y seis días después de haberle ganado por nocaut técnico en el 10º round al nigeriano Olusegun Ajose, en el Hard Rock Hotel de esta ciudad, y haber conseguido el título interino superligero CMB, Lucas tropezó con García pero su imagen quedó intacta.
Las tajetas le dieron la espalda a Matthysse (115-111, 114-112, 114-112), pero esta vez, los jurados fallaron de acuerdo a lo que sucedió y no como ante Zab Judah y Devon Alexander, en las que fue claramente perjudicado.
Matthysse vio trunco su deseo de volver a casa como único monarca de las 140 libras, pero por su coraje y amor propio se ganó una reválida en las grandes carteleras de la Ciudad del Pecado.
Lo aseguró Richard Schaefer, número dos de Golden Boy Promotions: “Fue una gran pelea de Matthysse. Perdió, pero dio un gran espectáculo. A los que nos gusta el boxeo, nos gustan los peleadores como Matthysse y Maidana”.
Lucas venía en carrera ascendente a fuerza de nocauts, especialmente el último ante Lamont Peterson, que le permitió la chance frente a García con el plus de poder convertirse en una estrella.
La Maquina, como lo bautizó la prensa estadounidense, no sólo se jugaba ser el mejor de la división superligeros, sino también la chance de combatir en un futuro por bolsas millonarias.
No pudo, pero dejó el alma en cada round, especialmente después del 7º cuando un golpe de García le cerró el ojo derecho. Se ganó el respeto de todos, incluido el del propio Floyd Mayweather.
“O lo gano todo o lo pierdo todo”, había anticipado Matthysse en la previa y fiel a su palabra cumplió, dejando hasta la última gota de sudor sobre el ring de la Arena del Hotel MGM Grand.

“García es un campeón al que siempre respeté”

Lucas Matthysse reconoció, como correspondía, la victoria del estadounidense Danny García, pero afirmó que “hice una buena pelea” en la gran noche del MGM Grand de Las Vegas.
El pugilista nacido en Trelew, que era campeón interino superligero CMB y fracasó en su intento de coronarse como monarca absoluto de la división para el CMB y la AMB, subrayó la dificultad de pelear con el ojo derecho prácticamente cerrado en la segunda mitad del pleito a 12 rounds.
“Me agarró en el ojo en la mitad, pero creo que igual hice una gran pelea. Además, a esa altura me quedé un poco sin piernas” reconoció el argentino.
Matthysse destacó que “García es un buen campeón, al que siempre respeté” y avisó que “ahora lo que queda es volver a entrenar para tener otra chance”.
Al término del combate, presenciado por más de 16.000 espectadores, García le aseguró a Matthysse que le dará otra chance. Se vio claramente por televisión, cuando el estadounidense habló con el púgil radicado en Junín a través de un intérprete.
García no tuvo pelos en la lengua a la hora de analizar el combate: “Soy el campeón del mundo, y el campeón no le teme a nadie”, señaló el boxeador de Filadelfia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario