Edición Impresa

Boudou encabeza los actos oficiales por el bicentenario del Combate de San Lorenzo

Las celebraciones, que comenzaron el viernes, culminarán hoy con la recreación de la batalla, desfiles y un show de fuegos artificiales frente al convento San Carlos.

Domingo 03 de Febrero de 2013

El gobernador Antonio Bonfatti y el intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, encabezaron ayer los actos de la segunda jornada programada para conmemorar el Bicentenario del Combate de San Lorenzo, una celebración que hoy a las 19 tendrá su momento culminante tras tres días de festejos con los actos que se cumplirán frente al convento San Carlos y ante el Campo de la Gloria que contarán con la presencia de altos funcionarios nacionales y mandatarios provinciales y de la región.

   Las actividades de ayer sábado comenzaron a las 20, con el paso de la fanfarria “Alto Perú” del Regimiento Granaderos a Caballos y de numerosos centros tradicionalistas de la provincia, los que desfilaron desde la avenida San Martín y Moreno hasta la Avenida Del Combate y San Carlos, sitio este donde se emplazó el monumento ecuestre al general San Martín también inaugurado anoche a las 21 con la presencia de Bonfatti y Raimundo, obra del artista plástico Fernando Pugliese.

   El programa de festejo de anoche continuó con la presentación en concierto de la Banda Municipal de San Lorenzo, seguida, las 22:30, por un espectáculo de danzas a cargo de las academias que participaron del proyecto de baile organizadoras del proyecto “En movimiento al bicentenario”, que concluyó con la interpretación del pericón nacional.

   Ya casi sobre el final de la jornada, que culminó con un espectáculo de fuegos artificiales tuvo lugar la presentación de Las Amazonas de Salta. La noche se cerro con el concierto de la fanfarria Alto Perú, que a la hora cero y, por cadena nacional de radio y televisión ejecutó el Himno Nacional para todo el país.

Acto principal. Las actividades de hoy comenzarán a las 19, con la recepción de las autoridades en el convento San Carlos. Luego, a las 19.30 se realizará la ceremonia central en el Campo de la Gloria, frente al convento, encabezada por el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, el gobernador y el Intendente Raimundo, con la ya tradicional carga de caballería y el posterior desfile cívico militar.

Las celebraciones comenzaron el viernes con un encuentro provincial de bandas de música de las ciudades de Casilda, Funes y Carcarañá entre otras, junto a la banda municipal de música de San Lorenzo. La actividad tuvo lugar en el Campo de la Gloria. Luego a las 21 quedó inaugurado un antiguo faro restaurado por el club náutico San Lorenzo.

La histórica gesta. Una expedición compuesta de once embarcaciones españolas, que había salido de Montevideo con el propósito de saquear a las poblaciones costeras sobre los ríos Paraná y Uruguay, fue seguida paralelamente por tierra por el entonces coronel de caballería José de San Martín, al frente de 125 hombres del Regimiento de Granaderos a Caballo, recientemente creado por él y al que a su paso por Rosario, se sumaron milicianos al mando de Celedonio Escalada.

   Forzando la marcha, los granaderos llegaron el 2 de febrero a la posta del Espinillo, en la actual Capitán Bermúdez,donde renovaron cabalgaduras para continuar, al otro día su recorrido hasta el Convento San Carlos, al que ingresaron por el oeste, Tras negociar con el superior de los franciscanos del lugar, fray Pedro García, San Martín ocultó sus tropas de modo que la escuadrilla realista no pudo observarlas.
  Los españoles desembarcaron y avanzaron hacia el convento, en la creencia de que allí se depositaban los bienes de la zona. Para su sorpresa, fueron atacados por los granaderos a caballo sable en mano y apelando a un movimiento de pinzas saliendo dos columnas de la parte trasera del convento. Una de ellas, la de la izquierda y la primera en moverse estaba encabezada por José de San Martín y la otra por el capitán oriental Justo Germán Bermúdez.

   El desembarco no se produjo justo frente del convento, como previó San Martín, sino poco mas al norte. Esa es la causa de que la columna de San Martín llegara antes de que la de Bermúdez completara el movimiento de pinzas.

   Los españoles lograron defenderse y una bala hirió al caballo de San Martín, por lo que rodó y apretó una de las piernas del coronel, inmovilizándolo. Un enemigo iba a clavarle su bayoneta, cuando se interpuso el soldado puntano Juan Bautista Baigorria quien mató al soldado realista y comenzó una defensa heroica del coronel mientras el soldado correntino Juan Bautista Cabral ayudaba a San Martín a liberarse de la presión que ejercía su cabalgadura sobre su pierna, salvándole la vida.

   Tanto Bermúdez como Cabral morirían tras esa heroica acción, y Baigorria siguió sirviendo en el ejército de los Andes hasta aproximadamente el año 1818.

   La llegada del grupo de Bermúdez, impidiendo que los realistas se reorganizaran en cuadro, completó la victoria de San Martín, obligando a los realistas a huir apresuradamente. El combate duró, en total, alrededor de 15 minutos.

El parte de combate. “Tengo el honor de decir a V.E. que en el día 3 de Febrero, los granaderos a mi mando en su primer ensayo, han agregado un nuevo triunfo a las armas de la Patria”, escribió el entonces coronel José Francisco de San Martín al Superior Gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata. En ese parte de batalla relató minuciosamente la acción que, tras doscientos años, el país hoy recordará en San Lorenzo.

   Si bien los historiadores sostienen que el combate no revistió importancia si se tiene en cuenta el número de integrantes de las baterías que se enfrentaron y el desarrollo militar, –se libró en menos de media hora y participaron en total menos de 400 hombres–, se considera un hito de gran trascendencia en la historia sanmartiniana y continental: fue el bautismo de fuego del Regimiento de Granaderos a Caballo, cimiento del primer ejército patriota profesional y la primera muestra de que su creador y líder tenía objetivos de plena fidelidad con la patria naciente. El combate de San Lorenzo marcó además el fin de las avanzadas realistas sobre las costas de las provincias del Río de la Plata y el comienzo de un largo periplo independentista aún más ambicioso que en los años posteriores protagonizaron San Martín y sus hombres y marcaron a fuego el destino del territorio americano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS