Edición Impresa

Boudou calificó de "trucha" el acta que presentó Ciccone en la Justicia

El vicepresidente Amado Boudou aseguró ayer que es "trucha a todas luces" el acta que da cuenta de una reunión entre él y el fallecido empresario Héctor Ciccone, uno de los fundadores de la...

Jueves 27 de Febrero de 2014

El vicepresidente Amado Boudou aseguró ayer que es "trucha a todas luces" el acta que da cuenta de una reunión entre él y el fallecido empresario Héctor Ciccone, uno de los fundadores de la imprenta, para negociar la continuidad de la compañía, y sostuvo que cuando "sepa bien" qué se le imputa, va a poder defenderse "con la verdad".

"Cuando yo sepa bien qué es lo que se me imputa, qué es lo que se me acusa, voy a poder defenderme de verdad. Son todos chismes y operaciones mediáticas, pero ninguna cosa concreta", sentenció.

Además, señaló que "los Ciccone no tienen límite, son capaces de embarrar al muerto, al hermano", al desacreditar la validez del escrito presentado el martes por Graciela Ciccone, una de las hijas del empresario, a la Justicia.

El martes, la hija de uno de los dueños de la imprenta entregó a la Justicia un escrito de siete párrafos que escribió el empresario un mes antes de morir, con precisiones sobre una reunión que habría mantenido con Boudou, por entonces ministro de Economía.

"La familia (Ciccone) es capaz de truchar algo de una persona que falleció y ya no se puede corroborar. (El escrito) Es trucho y esto es tremendo desde el punto de vista de lo que puede hacer la gente por plata. Por plata y por poder", enfatizó Boudou.

Al respecto, sentenció que "los Ciccone no tiene límite: son capaces de embarrar al muerto, al hermano, eso es lo dramático", y agregó que "el acta" de siete párrafos firmada por Ciccone el 2 de mayo de 2012 "es trucha a todas luces".

Asimismo, Boudou cuestionó que "los Ciccone se presenten como testigos en una causa en la que ellos son el centro de la causa" y remarcó que "lo que demuestran las declaraciones" de la familia "es que ellos estaban buscando a quien corromper y no lo encontraron".

Al respecto, indicó que si "los Ciccone hubieran encontrado a quien corromper, hubiesen seguido fabricando, como sucedió, billetes y documentación de los argentinos" y de esta forma, señaló, "no habría causa porque ellos seguirían manteniendo su negocio y le seguirían debiendo millones a la Afip, como hicieron siempre".

En este sentido, agregó que "la causa existe porque este gobierno, y mi persona, siempre le ponemos el pecho a las cosas", y enfatizó que "los Ciccone lo único que quieren es cuidar su plata y ganar plata a costas de los argentinos".

El ex ministro de Economía también manifestó que "la secuencia" del escrito que presentó anteayer la hija de Ciccone "es muy sugestiva" porque, sostuvo, "justo hizo el acta (su padre) cuando estalla mediáticamente el caso y un mes antes de morir".

"La hija de Ciccone efectivamente presenta un acta, que tiene certificación de firma de escribano. Un escribano que un año atrás, el mismo día de febrero del año pasado, declaró bajo juramente ante el juez Ariel Lijo y dijo que él hacía trabajo para los Ciccone pero jamás nadie de los Ciccone ni de la familia Ciccone les había nombrado a Amado Boudou ni a (José María) Núñez Carmona", afirmó el vicepresidente.

Asimismo, remarcó que si es citado a indagatoria por Lijo va "a ir en el momento cero" y va "a declarar todas las cosas que el juez quiera porque esta es una causas armada".

"Cuando yo sepa bien qué es lo que se me imputa, qué es lo que se me acusa, voy a poder defenderme de verdad. Son todos chismes y operaciones mediáticas, pero ninguna cosa concreta", sentenció.

En tanto, afirmó: "Yo no tomé un café, yo no comí con los Ciccone en ningún momento. Si lo hubiese hecho, lo diría, porque es normal que los funcionarios tengan encuentros con distintas personas".

Además, aseguró que "no" conoce a Alejandro Vandenbroele, presidente de la empresa The Old Fund, que es acusado de ser testaferro del vicepresidente.

"Yo a Vandenbroele no lo conozco, no lo vi nunca, nunca hablé con él, así que es imposible que haya una foto mía con él", enfatizó.

Afip. "Ni Amado Boudou ni Ricardo Echegaray hicieron nada que no pudieran hacer. Es mentira que (la Afip) le dio un plan especial a Ciccone" para el pago de impuestos, aseguró el vicepresidente.

En este sentido, explicó que "lo único" que hizo es "mandar una nota a Echegaray para pedirle que en el marco de su competencia se pudiera fijar" un beneficio impositivo a la empresa, pero "sin ningún perjuicio para el fisco", lo que quiere decir "que no le den una quita ni nada que no le puedan dar".

"No hay ninguna prueba en mi contra. No sé de qué me acusan. No sé de qué estoy imputado. Yo voy a seguir dando la cara siempre. Como hice la semana pasada para decir acá estoy", recalcó el vicepresidente más tarde, a través de su cuenta de Twitter.

En la misma línea, remarcó que "esta es una cuestión armada por la familia Ciccone para seguir quedándose con la plata de todos los argentinos" y sentenció: "Este gobierno nacional decidió que los billetes los tiene que hacer el Estado y están peleando por esto".

Hace dos semanas el fiscal Di Lello solicitó al juez Lijo que llame a indagataria a Boudou, pero aún no definió la fecha de la citación. Boudou, en esta causa, está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS