Edición Impresa

Bonfatti y el titular del PJ hablaron sobre una reforma constitucional

El gobernador y José Luis Freyre se reunieron en Santa Fe tras una carta abierta del intendente de Venado Tuerto.  

Jueves 03 de Enero de 2013

El disimulo fue proporcionalmente ineficaz al entusiasmo que pareció despertar el paso del presidente del Partido Justicialista en la mañana de ayer por la Casa Gris, adonde se reunió con el gobernador Antonio Bonfatti. José Luis Freyre fue recibido por el mandatario en su calidad de intendente de Venado Tuerto y para tratar medidas relacionadas con la seguridad en esa ciudad. No obstante, la administración socialista deslizó en el comunicado oficial del encuentro —que se cargó en la web del gobierno— que Bonfatti y Freyre habrían reinstalado la discusión por la reforma constitucional en la agenda política provincial de 2013.

Fuentes consultadas por este diario hicieron hincapié en que la reunión estuvo motivada en la carta abierta que el intendente venadense hiciera circular semanas atrás referida a los inconvenientes de seguridad en su ciudad y en la que se ponía "a disposición" del gobernador".

En las cercanías al gobernador entendieron que ese comienzo del texto de Freyre marcaba un cambio de actitud en relación a aquella conferencia de prensa a principios de noviembre de 2012 en la que el mismo presidente del PJ había hablado de que —a raíz del escándalo por la detención del ex jefe de policía Hugo Tognoli, entonces en pleno desarrollo— estaban dadas las condiciones para el gobierno central interviniera la provincia.

Aunque aquellos dichos, aprovechados rápidamente por el Frente Progresista .le permitieron a la gestión Bonfatti retomar la iniciativa desde la ofensiva política, implicaron también un congelamiento total en la relación con Freyre, su carta al gobernador pidiéndole que lo ayude a combatir los delitos en su ciudad hicieron evidente una deposición en la actitud confrontativa, según la interpretación oficialista.

Al menos así la leyeron en Santa Fe. La actividad más importante del mandatario fue recibir al intendente de Venado Tuerto, de quien el comunicado oficial recordó su también condición de titular del principal partido de oposición. Ahí se reveló que "la reunión sirvió para aclarar ciertas "cuestiones políticas pendientes" como para avanzar en el diálogo para una futura reforma de la Constitución provincial, "cuyas conversaciones reanudaremos pasadas las elecciones de octubre de este año".

Freyre, atendido con las mayores deferencias, se fue del Palacio santafesino con la decisión y el compromiso del gobierno provincial de "enviar más vehículos para la policía local, a partir de las compras que se están realizando a través de licitaciones públicas, y al mismo tiempo encarar la instalación de cámaras de seguridad en esa ciudad cabecera de la Región 5".

Bonfatti también le aseguró que lo ayudará a reclamar para que se materialice la designación de un nuevo juez federal, tras la creación del Juzgado de Venado Tuerto. En la misiva Freyre fue lo suficientemente ambiguo en un mensaje cifrado que el oficialismo leyó con expectativas, más allá de que ambos tra parte desmientan segundas lecturas. Es el párrafo que dice: "¿Es importante modificar leyes? Seguramente, seguiremos trabajando juntos con nuestros legisladores para lograrlo". Freyre dirá que refirió exclusiva y excluyentemente a las leyes referidas al combate del delito.

El gobierno dijo ayer que en la reunión se remarcó la decisión de "acelerar la marcha de la reforma procesal penal en la provincia de Santa Fe con la designación de jueces, fiscales y defensores". No obstante la modificación de otra ley surgió inesperadamente en el encuentro bilateral y a solas de la mañana de ayer. No sólo parecen haberse aclarado las "ciertas cuestiones políticas pendientes" a las que aludiera el comunicado oficial del gobierno, con lo que se habría restablecido la relación entre el gobernador y el presidente del PJ. Quedó establecido, en buenos términos y con promesa de reanudación del contacto, "avanzar en el diálogo para una futura reforma de la Constitución, "cuyas conversaciones reanudaremos pasadas las elecciones de octubre de este año". ¿Se vendrá otra polémica?

Un constante anhelo socialista

La reforma constitucional en la provincia de Santa Fe es un viejo anhelo del socialismo que recobró impulso tras las elecciones del 2011. Se sostiene que la Carta Magna ha quedado desactualizada y que por eso el Frente Progresista no tiene mayoría en la Legislatura santafesina. También han dicho socialistas y radicales que debería implementarse la autonomía municipal, pero que eso no es posible hasta que se reforme la Constitución provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS