Edición Impresa

Boicot a la conferencia de la ONU sobre racismo

Tras Israel y EEUU, también Holanda, Australia y Alemania anunciaron ayer que no participarán en la conferencia sobre el racismo de la ONU, que comienza hoy en Ginebra.

Lunes 20 de Abril de 2009

Ginebra.— Tras Israel y EEUU, también Holanda, Australia y Alemania anunciaron ayer que no participarán en la conferencia sobre el racismo de la ONU, que comienza hoy en Ginebra.

La preocupación ante una condena unilateral a Israel y una intervención del controvertido presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, están llevando a un creciente número de Estados a cancelar su asistencia a la conferencia.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, inaugurará hoy la conferencia en Ginebra, que abordará la problemática de la discriminación y la intolerancia. Ahmadineyad dará una rueda de prensa por la tarde.

Israel quiere boicotear la intervención de Ahmadineyad. La radio pública israelí anunció que Jerusalén presiona al presidente suizo, Hans-Rudolf Merz, para que suspenda un encuentro previsto con Ahmadineyad y no le estreche la mano.

"Odia a Israel". Israel asegura que el presidente iraní respalda el terror y no reconoce el derecho de existencia del Estado hebreo. El embajador israelí ante Naciones Unidas en Ginebra, Ronny Leschno Yaar, sostuvo que Suiza pretende "congraciarse ignominiosamente con un negacionista del Holocausto y un país que odia a Israel".

En tanto, el ministro de Exteriores holandés, Maxime Verhagen, señaló que algunos Estados siguen intentando utilizar la conferencia de la ONU para manifestar su concepto religioso acerca de los derechos humanos. "Precisamente aquellos países que tienen aún mucho que hacer en el terreno de los derechos humanos intentan llevar a Israel unilateralmente al banquillo de los acusados", explicó el ministro.

La conferencia pretende reanudar la gran conferencia antirracismo de Durban, celebrada en 2001. Entonces unos 170 países acordaron elaborar un programa de acción para combatir la discriminación. El encuentro finalizó con un escándalo. Los representantes de Estados Unidos e Israel abandonaron indignados la cumbre por el aluvión de críticas vertidas contra el Estado judío.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS