Edición Impresa

Boca, con todo a favor

Sólo una real hecatombe futbolística podría dejar a Boca afuera de la Libertadores. Tendría que ser una de esas tarde-noche (a las 19.15), en la que sale todo al revés. Encima, el último paso en la primera fase será en La Bombonera. Si hasta perdiendo por dos goles avanzará a octavos de final. Su rival es el venezolano Deportivo Táchira, su escolta...

Jueves 30 de Abril de 2009

Sólo una real hecatombe futbolística podría dejar a Boca afuera de la Libertadores. Tendría que ser una de esas tarde-noche (a las 19.15), en la que sale todo al revés. Encima, el último paso en la primera fase será en La Bombonera. Si hasta perdiendo por dos goles avanzará a octavos de final. Su rival es el venezolano Deportivo Táchira, su escolta junto a Deportivo Cuenca, los que en realidad pelean entre ellos para ser el segundo clasificado del grupo 2.

Boca tiene todo a su favor. En su cancha, con doce puntos (tres más que sus rivales) y con saldo de goles a favor ( 5).

Entonces, con un empate se asegura la clasificación y el primer puesto. Ni hablar de un triunfo. Y hasta perdiendo seguirá adelante. Si cae hasta por dos goles (ya sea 0-2, 1-3, 2-4, etc) igual quedará por encima de los venezolanos (por diferencia de goles, 3 de Boca contra 2 de Tachira) y clasificaría segundo si Cuenca le gana a Guaraní (por cualquier resultado, ya que la diferencia de goles ecuatorianas es de 5), como se presume, pese a jugar en Paraguay.

Eso sí, si la derrota es por tres goles, catastrófica tratándose de un choque en tierra xeneize, Boca dependería de que Cuenca no gane porque sería la única forma de quedar afuera en primera ronda.

Obviamente, a esta última alternativa prácticamente nadie la tiene en cuenta. Pese a que a lo largo del año el equipo dirigido por Carlos Ischia no generó un juego convincente.

Superado el desafío de hoy, que con los respetos del caso no parece otra cosa que un trámite, la pregunta que se plantea es hasta dónde podría avanzar Boca en las condiciones que viene exhibiendo últimamente. Ya que también en el Clausura quedó muy lejos de pelear por el título. Todo esto derivó también en cuestionamiento al DT Ischia, quien el martes fue respaldado por el manager Carlos Bianchi.

Pese a todo esto, Boca tiene su prestigio intacto y más hablando de la Copa Libertadores. Eso sí, tendrá que demostrarlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS