Edición Impresa

Boca mira de arriba

Con dos jugadores menos venció a Colón por 1-0 y ahora es el único puntero del campeonato.

Domingo 29 de Abril de 2012

Boca hizo lo que Newell's no pudo. Defendió la punta del Clausura con suficiencia. Venció, en condición de local, a Colón por 1 a 0 y ahora disfruta de la condición de líder en soledad. Además, contó con el aliciente de que sumó los tres puntos en inferioridad numérica, ya que los defensores Juan Insaurralde y Clemente Rodríguez debieron irse al vestuario por orden del árbtiro Federico Beligoy.

El que se acomodó mejor al partido de arranque fue Colón. Porque por momentos dominó las acciones con claridad y antes del primer cuarto de hora tuvo una clara chance para abrir el marcador

En el xeneize Riquelme no aparecía. Entonces, el fútbol tampoco. Así fue como Erviti comenzó a tener mayor participación en el juego.

Fue un contrataque lo que inclinó la balanza para el lado del dueño de casa a los 35'. Schiavi rechazó un córner mal ejecutado. Erviti llevó la pelota hasta el campo rival y habilitó a Cvitanich, quien mandó un centro para que Silva pusiera el 1-0 con una tijera al borde del área chica.

A partir de ese momento parecía que Boca comenzaría a manejar el partido. Pero una irrespondabilidad de Insaurralde lo privó de esa posibilidad. Porque vio la tarjeta directa, a los 39', luego de una grosera infracción sobre Prediger.

En el inicio del complemento el xeneize, que ya contaba con Caruzzo en lugar de Cvitanich, no sufrió porque Riquelme empezó a aparecer en escena. Y casi estira la ventaja con un remate de larga distancia, pero el arquero Pozo desvió la pelota al córner.

Pero con el correr de los minutos Colóno comenzó a hacer pesar su superioridad numérica. Fundamentalmente por el gran trabajo del mediocampista Moreno y Fabianesi.

Mugni, que ingresó por Bastía, tuvo una chance de gol clara, pero no la supo cristalizar.

Y a falta de diez minutos, Clemente Rodríguez habló de más y Beligoy no dudó en mandarlo al vestuario.

De ahí al final el juego tomó tintes dramáticos porque el xeneize se vio acorralado y su único objetivo era resistir como sea hasta el final con la ventaja. Su argumento fueron dos líneas de cuatro.

Colón fue con ganas y pocas ideas, y contó con una chance de empatar, pero Orion ganó el duelo ante Mugni. Sobre el final del partido, cuando se jugaba el último minuto adicional, el expulsión de Moreno y Fabianesi terminó de dejarlo sin chances.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario