Edición Impresa

Boca llegó al final con más espinas que rosas

Igualó de local frente a Gimnasia y cerró un semestre demasiado pobre.

Lunes 09 de Diciembre de 2013

Después de una campaña irregular, pese a que lo tuvo peleando hasta las últimas fechas, Boca le dijo adiós a un torneo chato o, cuanto menos, muy inferior a lo que marcaban las expectativas. Ya sin Riquelme entre los once (por lesión), el equipo de Carlos Bianchi igualó 1 a 1 con Gimnasia y redondeó un semestre apenas discreto. Por el lado del Lobo, el haber llegado a los 26 puntos lo dejó más que conforme.

Aquella sensación de que había que ser campeón ya se había desvanecido la fecha pasada, en el empate contra los pibes de Lanús. Lo de ayer era sólo cuestión de despedirse con un triunfo ante su gente. Pero tampoco pudo. Fue un empate producto de un mal partido, tanto de un lado como del otro.

La imagen del xeneize fue distinta, pero sólo por el color de la camiseta (utilizó una de color rosa). Futbolísticamente fue más de lo mismo. Un equipo desordenado, sin un patrón de juego definido y con muchos errores, especialmente en defensa.

Eso hizo que Gimnasia de a poco comenzara a perderle el respeto. Lo atacó cuantas veces pudo y en varias ocasiones le generó peligro. La más clara fue la jugada de los 36 minutos, cuando Mussis aprovechó una desinteligencia importante entre el Cata Díaz y sus compañeros de la defensa para marcar la apertura del marcador. Antes de eso, un cabezazo de Pouso puso en aprietos a Orion.

En medio de ese desconcierto, Boca pudo equilibrar la balanza. Lo hizo gracias a un gran yerro en el fondo por parte de Gimnasia. Insúa envió el centro llovido sobre el arco, pero Monetti falló cuando quiso contener el balón y Gigliotti aprovechó el regalo para marcar la igualdad.

Luego, entre las pocas ideas de Boca y la indecisión de Gimnasia para obtener la victoria, el resto del partido fue discreto y aburrido. El poco color lo aportaron los fuegos artificiales que, otra vez (ya había ocurrido contra River), los hinchas xeneizes, expusieron y que obligaron a la detención del encuentro por espacio de seis minutos (32 al 38).

Sobre el final fue el Lobo quien estuvo más cerca. Mussis tuvo la chance en sus pies, pero Burdisso llegó a tiempo para tapar su remate tras un rebote del arquero Orion.

Con esa jugada se fue un partido chato. Y se fue un torneo que para Gimnasia terminó siendo bueno, pero que para Boca resultó un camino con muchas más espinas que rosas.

Bianchi: “Soy el principal responsable”

“Soy el principal responsable”. Carlos Bianchi se aferró a la autocrítica cuando fue consultado sobre qué porcentaje de responsabilidad tenía como entrenador después de un torneo apenas discreto. “Las vacaciones llegan en el peor momento para nosotros, porque queríamos estar en la definición la semana que viene”, tiró el Virrey, quien ante la pregunta de qué les dirá a los jugadores en la vuelta al trabajo dijo: “Les voy a decir que tenemos que tener una actitud diferente porque necesitamos ser protagonistas”. Y agregó: “De hoy (ayer) no me ninguno de los dos tiempos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS