Edición Impresa

Boca: A ganar, no le queda otra

Boca, que no gana desde hace tres meses y su mala racha puso en duda la continuidad de Carlos Bianchi, visitará esta noche a Atlético de Rafaela con la urgencia de ganar y maquillar...

Jueves 20 de Febrero de 2014

Boca, que no gana desde hace tres meses y su mala racha puso en duda la continuidad de Carlos Bianchi, visitará esta noche a Atlético de Rafaela con la urgencia de ganar y maquillar sus defectos.

Boca, que ganó por última vez en noviembre del año pasado, cuando venció a Tigre (2-1) de local, comenzó el torneo con la ilusión de borrar un 2013 nefasto, pero nada de eso sucedió hasta ahora, ya que inició su campaña con un empate ante Newell's (0-0) y luego empeoró con una derrota de local frente a Belgrano (3-2).

Rafaela, por su parte, la revelación del campeonato pasado con una idea de juego clara, comenzó con un empate ante All Boys (1-1) y luego goleó a Lanús (3-0) como visitante con una actuación colectiva muy buena.

En el equipo xeneize, la derrota ante los cordobeses dejó secuelas en lo futbolístico, algunas de efecto inmediato y otras que se verán en un par de semanas.

En lo inmediato, Bianchi tomó nota de las actuaciones por debajo de lo que requiere un jugador de Boca, en el caso de Nahuel Zárate, y decidió sacarlo. Así, le devolverá el lateral izquierdo a Emanuel Insúa, mientras que saldrá también el Burrito Martínez por una distensión en el isquiotibial izquierdo.

Martínez será reemplazado por el cordobés Claudio Riaño o el juvenil Luciano Acosta, aunque también podrían jugar los dos.

Es que Emmanuel Gigliotti estuvo afectado por una gastroenteritis y Bianchi podría dejarlo en el banco. En ese caso la delantera sería con Riaño y Acosta.

Lo cierto es que Boca necesita ganar para cicatrizar sus heridas y detener la crisis que puede ser más profunda aún si Bianchi decide ponerle fin a su tercer ciclo en el club, o peor si los que toman esa determinación son los dirigentes.

Atlético de Rafaela, por su parte, que nunca le ganó a Boca al cabo de siete partidos, sabe que está ante una gran oportunidad y desea aprovecharla. Al menos eso les inculcó Burruchaga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario