Edición Impresa

Binner y Cappiello, una sociedad en la gestión que ahora llega a las urnas

Un encuentro con dos protagonistas de los comicios del 27 de octubre. Desde hace más de 20 años comparten responsabilidades de gobierno. El desafío inmediato para ellos es ganar las elecciones.

Domingo 20 de Octubre de 2013

Sin sobresaltos, con bajo perfil y sobriedad, hacen su aparición en el bar El Cairo. Con gestos amables, pero serios, los candidatos Hermes Binner y Miguel Cappiello responden ante cada saludo que se les brinda para luego acomodarse en una mesa del fondo, bien cerca de la estatua que recuerda al humorista Roberto Fontanarrosa. Hay muestras de cansancio en sus rostros, pero eso no impide que la atención esté puesta en las elecciones legislativas del próximo domingo. Los sondeos los dan como ganadores.

Cerca de las 10.30 de ayer y frente al último fin de semana de campaña, la charla comienza por los recuerdos y se remonta al 1990, año en que se vieron por primera vez con la finalidad de intercambiar ideas junto a un grupo de profesionales médicos y establecer un plan que permita revitalizar la salud pública en Rosario.

A los candidatos del Frente Progresista Cívico y Social les cuesta hablar de sus lados menos conocidos y bajan la mirada cuando se hurga en sus más de 20 años juntos, pero apuestan a resaltar que la prueba más contundente del avance está demostrada en los años de gestión, la cual se vio iniciada con Binner como secretario de Salud y Cappiello como director del hospital Carrasco.

Pero hay algo que queda claro. Entre la medicina y la política se encontraron convergencias, y Cappiello se enorgullece cuando lo asocian al primer gobernador socialista que tuvo este país.

En una campaña chata y sin generación de propuestas, el candidato a diputado nacional se encamina a ratificar su liderazgo político en la provincia. Prefiere no hacer caso a las encuestas que le asignan una considerable ventaja sobre sus inmediatos competidores, Miguel Del Sel y Jorge Obeid, pero sabe que con esos números sus aspiraciones electorales de cara al 2015 siguen latentes.

Suma y sigue. Mientras tanto, el actual ministro de Salud de la provincia asegura que su objetivo será sumar "gestión, honestidad y experiencia" al Palacio Vasallo y así lograr una mayor participación ciudadana en los temas que hacen a la ciudad.

Muy rápido surge el tema de las elecciones legislativas, y ante la pregunta sobre qué sucederá el domingo 27, con un tono moderado responden: "Falta poco pero vamos a revalidar la elección que tuvimos en las internas", dicen ambos postulantes ante la sonrisa que esgrime la actual diputada y candidata a renovar su cargo Alicia Ciciliani, quien llega para sumarse a la mesa de sus compañeros de militancia.

A los dirigentes socialistas se lo ve cómodos a la hora de evitar la confrontación. Intentan demostrar que el modelo santafesino puede verse plasmado a nivel nacional. "Tenemos una visión muy clara del problema del país. No es un problema eminentemente económico, es un problema político", dice Binner, y Cappiello asiente con la cabeza, mientras Ciciliani tuitea cada una de las frases que lanzan los candidatos.

A la hora de hablar sobre el ritmo de campaña y los principales problemas de los santafesinos, la inseguridad es el primer tema que salta en la conversación. Aunque conserva su estilo moderado y se toma unos segundos para responder, Binner desestima las denuncias de la oposición y afirma que esta administración provincial viene realizando los cambios necesarios en materia de seguridad.

"La última reforma policial fue en el año 1975. Y a partir de allí pasaron todos los gobiernos justicialistas y ninguno modificó nada", apunta el titular del Partido Socialista, con el aval de sus colaboradores más cercanos que llegan para colocarse en una mesa contigua.

La herencia. Ante cada pregunta y en un esfuerzo por diferenciarse de las anteriores gestiones justicialistas, Hermes Binner destaca que la principal preocupación del gobierno actual radica en tener una policía más entrenada y formada, lo cual no es una tarea sencilla ya que los cambios no pueden obtenerse en el corto plazo. Y también se preocupó en hacer foco sobre una de las herencias más pesadas de los 90. "La privatización del Banco de Santa Fe, el desguace de la Empresa Provincial de la Energía y la entrega de Aguas Provinciales a los sectores privados todavía no tienen responsables", afirma el ex gobernador.

La larga marcha de los postulantes no se detiene. Antes de que comiencen su caminata por la peatonal Córdoba, donde se encontrarán con jóvenes militantes socialistas que hace meses vienen siguiendo sus pasos, los candidatos remarcan que el principal objetivo será seguir profundizando los cambios desde el Congreso nacional y el Concejo local.

"La foto del próximo domingo es de ganadores", asegura Ciciliani, mientras que Binner y Cappiello alzan sus brazos sonrientes. Los flashes de las cámaras de sus asesores toman una imagen anticipada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS