Edición Impresa

Binner: "Nos preocupamos para que los chicos sean felices"

El candidato visitó uno de los Centros de Cuidado Infantil (CCI) que implementó la provincia a través del programa "El trabajo no es cosa de chicos".

Sábado 05 de Octubre de 2013

El primer candidato a diputado nacional por el Frente Progresista, Cívico y Social de Santa Fe, Hermes Binner, afirmó que "en Santa Fe nos preocupamos para que los chicos sean felices y no trabajen", al visitar en la localidad de Coronda uno de los Centros de Cuidado Infantil (CCI) que implementó la provincia a través del programa "El trabajo no es cosa de chicos", destinado a erradicar el trabajo infantil doméstico en los ámbitos rural y urbano.

El ex gobernador de Santa Fe definió a los CCI como "una ayuda muy importante para que nuestros niños crezcan en la luz, con juegos, con libertad", y afirmó que "estos son los chicos que nos van a suplantar algún día, por lo tanto debemos darles la posibilidad de que se desarrollen con absoluta tranquilidad y seguridad, mientras los papás cumplen con su trabajo".

"Es muy reconfortante ver como son cuidados estos chicos, con juegos, con alimentación adecuada, con todas las vacunas. En este camino estamos generando una niñez feliz y por supuesto se están preparando para el futuro", remarcó Binner que participó de la recorrida junto a las diputadas nacionales Alicia Ciciliani y Elida Rasino, el intendente de Coronda Cristian Bortolotto y los candidatos a concejal Ricardo Ramírez y Juan Andrés Bagilet.

El programa "El trabajo no es cosa de chicos", impulsado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe desde 2010, fue presentado recientemente en el IV Encuentro Internacional contra el Trabajo Infantil, que se realizó a fines de agosto en San Pablo, Brasil. Dicho programa fue uno de los tres proyectos más votados en el concurso "Buenas prácticas", organizado por la Red Latinoamericana contra el Trabajo Infantil (Red Lacti).

La apertura de los CCI permite a los padres cumplir sus jornadas en las quintas o campos próximos a estas instituciones, con la tranquilidad de que sus hijos más pequeños quedarán en un lugar seguro, con los cuidados adecuados que garantizan su correcta alimentación, higiene, salud, formación y estimulación temprana acordes a su edad, brindados por un equipo multidisciplinario integrado, entre otros, por asistentes sociales y maestras jardineras, especialmente entrenados para la protección de derechos y la atención formativa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS