Edición Impresa

Berni criticó a la Justicia y puso como ejemplo un operativo antidrogas en Rosario

Narcocriminalidad. El titular de Seguridad cruzó a un fiscal que rechazó la requisa, sin orden, del baúl de un auto donde había varios paquetes de marihuana.

Miércoles 04 de Junio de 2014

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, embistió ayer con dureza contra la Justicia por el avance de la narcocriminalidad en Rosario. El funcionario cuestionó al fiscal General, Javier De Luca, por exigir en 2012 la liberación de un hombre que había sido condenado a nueve años de prisión por llevar marihuana en su auto. La fiscalía reclamó la absolución del imputado por requisar, en 2010, el baúl del vehículo donde estaba la droga sin motivo fundado.

"Es una locura. Después no nos quejemos cuando los narcos están libres, cuando Rosario tiene cinco veces más de índice de criminalidad que la media del país. No nos quejemos cuando un delincuente entra por una puerta y sale por otra", disparó Berni.

El jefe de Seguridad agregó: "Esos ejemplos se trasladan a varios delincuentes. La gente cree que uno es un loco suelto que trata de sacarse la responsabilidad de encima, pero este es el mejor ejemplo de cómo funciona la Justicia".

Según el funcionario nacional, "el 60 por ciento de las personas que delinquen a diario ya deberían estar detenidas por sus antecedentes". Y, en ese sentido, advirtió: "Nosotros estamos todo el día trabajando en la calle".

Berni fustigó al fiscal ante la Cámara de Casación Penal, que en mayo de 2012 se pronunció a favor de absolver a A.M., condenado a nueve años por el Tribunal Oral Nº 1 de Rosario por tráfico de estupefacientes.

La causa se originó en un operativo efectuado en 2010 por la Dirección de Control de Adicciones de la policía provincial en el ingreso a Rosario. Los agentes reclamaron documentación al conductor de un vehículo y éste no pudo acreditar su propiedad.

Luego se le exigió que mostrara un bolso que estaba en el asiento trasero y abriera el baúl, que "estaba totalmente ocupado por paquetes de marihuana".

Para el fiscal, "las pertenencias que un individuo lleva consigo en el interior de un automóvil son de su esfera privada y, como tal, gozan de la protección constitucional que prohíbe la injerencia estatal".

Según De Luca, "la circunstancia de que durante un control se detecte que la documentación del auto o del conductor no están en regla (...) no autorizan la revisación de guanteras, baúl ni las pertenencias de los tripulantes".

El tribunal rosarino que condenó al imputado consideró que el accionar policial generó una "invasión a la intimidad mínima y razonable de acuerdo al objetivo del operativo". Y justificó la requisa por la "actitud nerviosa y el uso de algunas excusas cuando le pidieron que abra el baúl".

De Luca reclamó la nulidad de la sentencia, se pronunció contra la constitucionalidad del artículo 230 bis del Código Procesal Penal que fundó esa resolución y bregó por la absolución del imputado. Todo ese planteo le valió la durísima crítica de Berni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario