Edición Impresa

Basura: la nueva concesionaria saldrá a la calle el 27 de mayo

LimpAR es el nombre de la empresa integrada por capitales brasileños y porteños que reemplazará a Cliba. La flamante prestataria llegará con 35 camiones cero kilómetro y estrenará contenedores. Ya negocian el traspaso del personal.  

Martes 07 de Mayo de 2013

LimpAR, la nueva empresa de recolección de residuos integrada por capitales brasileños y porteños, reemplazará a la concesionaria Cliba en la zona norte de la ciudad a partir del 27 de mayo próximo. La flamante prestataria del servicio pondrá en la calle 35 camiones cero kilómetro y absorberá a los 540 barrenderos y recolectores vinculados a la firma de Benito Roggio. En su debut, habilitará 500 nuevos contenedores hasta llegar a 3.700 en seis meses. También aportará cinco camiones de carga lateral y unos 1.800 recipientes metálicos. La sociedad anónima conformada por Vega y Caputo tendrá siete años de concesión y más de mil millones de pesos para mantener la higiene urbana de avenida Pellegrini al norte de Rosario. Y apura la construcción de su base logística en Presidente Perón y Circunvalación.

El contrato se firmó el 19 de febrero y, a cinco meses de la adjudicación del nuevo contrato de la basura, la administración de Mónica Fein pondrá en marcha el presupuesto más ambicioso jamás ejecutado por el Palacio de los Leones.

Se trata de dos mil millones de pesos para avanzar en la políticas de contenedorización en todas las cuadras del ejido urbano y en un programa de reducción de volúmenes de los residuos que van a a disposición final.

Los montos de la concesión, con un plazo de 84 meses con opción a doce de prórroga, serán de 1.062.821.356,83 pesos para el grupo Vega-Caputo y de 956.712.411,93 para Impsa (Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA), en el sur rosarino. En este caso, la concesionaria mantiene su área de servicios.

En cuanto a lo cualitativo, los pliegos establecían una ampliación de las islas de separación en contenedores en un lapso de seis meses: de 140 a 750. Y, para septiembre, la promesa de contar con la planta modelo de reciclado y compostaje.

Asimismo, en Rosario se deberán disponer de 13 mil contenedores, nuevos barridos mecánicos y un servicio de reclamos vía telefónica y a través de internet.

Con este panorama por delante, una altísima fuente de la sociedad anónima Vega-Caputo dio más precisiones a LaCapital. "Ya le comunicamos por escrito a la Municipalidad que estamos en condiciones de arrancar con la concesión el 27 de mayo", indicó el directivo, para luego agregar: "Los 35 camiones previstos en el pliego están listos para prestar servicio".

Vega-Caputo se llamará en Rosario LimpAR y su base de operaciones se está acondicionando en un predio ubicado en Circunvalación y Presidente Perón.

Uno de los escollos a sortear son las trabas a la importación del montaje de los camiones con carga lateral, con tecnología adquirida a la firma Temac. De todos modos, en la flamante firma estimaron que para el 1º de julio se llegará con los seis vehículos establecidos por pliego.

Lo cierto es que los vecinos de la zona norte de la ciudad verán modificada la postal cotidiana cada vez que aparezca el servicio de higiene urbana.

Es que, de los camiones de Cliba pintados de azul, blanco y verde, se pasará a los colores que identifican a la Municipalidad: naranja y gris.

También habrá cambios en el uniforme de los 540 trabajadores que serán transferidos con categoría y antigüedad obtenida en Cliba a la nueva empresa. El color verde será para los barrenderos, mientras que el naranja para los recolectores.

"Apostamos toda nuestra experiencia en Brasil, Perú y Bolivia a que los rosarinos disfruten de un servicio superior. Nuestra expectativa pasa por cumplir todo lo que establece el pliego y debutar con éxito en nuestra primera experiencia en la Argentina", destacó el ejecutivo de Vega-Caputo.

De movida, a los camiones de Cliba con una década de antigüedad se los suplantará por vehículos cero kilómetro.

Pata gremial. Por su parte, el secretario general del Sindicato de Recolectores, Marcelo Andrada, indicó a este diario que el gremio acordará, a lo largo de esta semana y la próxima, con el grupo Benito Roggio el traspaso de los 540 trabajadores.

"Entre el 17 y el 21 de mayo se concretará el traspaso, con lo cual estamos en el proceso de confección de las actas de transferencia del personal", detalló el sindicalista.

Cada operario conservará sus 8 mil pesos mensuales de remuneración y la antigüedad. "Esperamos que en una semana la nueva concesionaria esté funcionando a pleno", auguró Andrada.

Un tema a saldar será la salida de Cliba. A diciembre pasado, la Intendencia reconoció una deuda de cinco meses en certificaciones de servicio atrasadas y un mecanismo de diferimiento de pago por 180 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS