Edición Impresa

Barcelona y Real Madrid, clásico que paraliza el mundo

Lo cierto es que éste derby se presenta como un duelo aparentemente desigual por el divergente momento de ambos equipos y vital para José Mourinho, el técnico del equipo merengue.

Miércoles 30 de Enero de 2013

La Copa del Rey vuelve a ser la excusa para que dos gigantes como Real Madrid y Barcelona estén hoy a las 17 frente a frente. Será una jornada especial, eclipsada por lo que hagan las grandiosas y sobrehumanas figuras de Cristiano Ronaldo y Messi. Lo cierto es que éste derby se presenta como un duelo aparentemente desigual por el divergente momento de ambos equipos y vital para José Mourinho, el técnico del equipo merengue.

Con Real Madrid a 15 puntos de Barcelona en la Liga española, la Copa del Rey, ya en semifinales, cobró importancia para los madrileños. No sólo les supone la oportunidad de ganar un título, sino de cobrar autoestima ante un Barcelona intratable hasta el momento.

Los pronósticos sitúan al conjunto azulgrana como favorito, pero lo ocurrido en los tres clásicos jugados hasta el momento en esta temporada obligan a minimizar cualquier augurio.

La paridad en los duelos entre ambos esta temporada es absoluta: una victoria de Barcelona, un empate y un triunfo de los blancos. De hecho, Real Madrid triunfó en el clásico más importante hasta ahora, que le dio la conquista de la Supercopa de España para el conjunto de Mourinho.

Pero el devenir de la temporada puso al equipo de Madrid en una situación casi límite, fiado a lo que pueda obtener en la Liga de Campeones y la Copa del rey.

Y nadie se sitúa en una posición tan incómoda como Mourinho, discutido ya por un amplio sector del estadio Santiago Bernabéu y perseguido por infinidad de rumores. Desde aquellos que le sitúan fuera del equipo blanco incluso antes de que finalice la temporada hasta los que hablan de un eventual conflicto entre técnico y jugadores.

Mourinho no ofreció la habitual lista de convocados y modificó la norma habitual al no concentrar al plantel. No obstante se especula que la columna vertebral del equipo estaría formada por Xabi Alonso, Khedira, Mesut Ozil, Angel Di María, Benzema y Cristiano Ronaldo.

Por el lado del Barsa, acude a la cita lleno de ambición y con todo su plantel a disposición. La gran novedad del equipo azulgrana podría estar en la presencia del chileno Alexis Sánchez, quien necesita un buen partido después del aluvión de críticas que está recibiendo durante la temporada por su bajo rendimiento.

"Jugamos de local por lo que tenemos grandes posibilidades. Tenemos que jugar bien porque sabemos que Barsa es un equipo fantástico", adelantó Cristiano Ronaldo.

Por su parte, Sergio Busquets destacó que "será un partido parejo, no importa las bajas. Debemos enfocarlo desde nuestro punto de vista. La serie no quedará sentenciada en el Bernabéu", destacó.

Madrileños y catalanes se enfrentaron quince veces en el Bernabéu con seis victorias para cada uno de ellos y tres empates. Pero el clásico tiene otro condimento: será sólo el primer asalto de las semifinales de la Copa del rey, pero muchos presumen que será decisivo. Aunque no estaría todo dicho, quien gane hoy habrá dado un sólido paso a la final.

La novia de Casillas prendió la mecha

La novia del arquero Iker Casillas, la periodista Sara Carbonero, prendió la mecha al afirmar que "es vox populi que los jugadores no comulgan para nada con su entrenador". Y fue por más: "Hay división en el vestuario y habrá que esperar a final de temporada a ver finalmente qué ocurre, si Mourinho se va, porque ahora mismo tiene muchos frentes abiertos en el Madrid", concluyó Carbonero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS