Edición Impresa

Barcelona gana hasta cuando no juega Messi

El Barcelona de Gerardo Martino ganó en Málaga sin Messi, y consiguió lo más importante, seguir sumando de a tres puntos. Y lo hizo gracias a otro golazo de Adriano, quien enseguida debió salir lesionado.

Lunes 26 de Agosto de 2013

El Barcelona de Gerardo Martino ganó en Málaga sin Messi, y consiguió lo más importante, seguir sumando de a tres puntos. Y lo hizo gracias a otro golazo de Adriano, quien enseguida debió salir lesionado.

El partido no tuvo el nivel esperado, fue aburrido y con poco juego. Algo que recién tuvo el partido con el ingreso de Neymar, a quien los hinchas catalanes ya quieren ver junto a Messi, y para ello esperan que el Tata los ponga a ambos en la revancha ante Atlético de Madrid en la revancha de la Supercopa.

Bernd Schuster, el DT de Málaga, dispuso un esquema defensivo y de contención para no darle espacios a Barcelona, mientras que Martino siguió rotando a sus dirigidos, por lo que dejó en el banco a Alves y Busquets para incluir a Adriano y Song.

Barcelona de a poco fue imponiendo su juego y ahí creció Cesc Fábregas.

Pero fue Málaga el que estuvo cerca de desnivelar con un remate potente del portugués Antunes, que Valdés evitó al desviar al córner el balón.

Pero en el marco de un partido sin lucimientos colectivos, apareció Adriano y rompió el empate con un gol de sello propio, a través de un remate con efecto desde afuera del área que quebró la resistencia de Caballero. Un tanto en tiempo y forma, porque llegó justo antes del descanso. Del cual el autor del gol del triunfo no volvió, porque fue reemplazado por Alves en el vestuario por un dolor en el bíceps femoral.

El partido siguió igual, hasta que Neymar empezó a realizar tareas precompetitivas.

En tanto, el complemento no modificaba su curso, hasta que Piqué hizo rebotar la pelota en el travesaño tras pegarle en la espalda un envío de Xavi.

Ya con Neymar en cancha, Barcelona fue más incisivo, fue el local el que casi empata con un remate de Fabrice que pegó en el palo con Valdés vencido.

Barcelona debió esforzarse para ganar, para sumar tres puntos más y sin Messi, en la cima de la liga y con el compromiso de definir la Supercopa de España ante Atlético de Madrid.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS