Edición Impresa

Barcelona alimentó su sueño

Messi marcó el primer tanto de los catalanes, que se metieron en los cuartos de final.

Jueves 13 de Marzo de 2014

Con un gol de Lionel Messi y otro del brasileño Dani Alves en tiempo de descuento, Barcelona de Gerardo Martino venció ayer a Manchester City por 2 a 1 en el Camp Nou y consiguió su séptima clasificación consecutiva para los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

Messi, que lleva nueve tantos en el torneo, hizo el papel que se esperaba de él y consiguió abrir el marcador de un primer tiempo muy parejo y sin goles.

Pero cuando el partido entraba ya en la recta final, el conjunto del chileno Manuel Pellegrini (que no estuvo en el banco porque debía cumplir una sanción y vio el partido desde la platea) logró igualar el encuentro con un gol del belga Vincent Kompany.

Ya en tiempo de descuento, Dani Alves, asistido por Iniesta, volvió a volcar el marcador del lado de Barcelona, que de esa forma se quedó con el triunfo y la clasificación.

Sergio Agüero, quien fue titular y luego fue sustituido por lesión tras el descanso (por Dzeko), estuvo lejos de ser el salvador que necesitaba el conjunto inglés para conseguir una histórica remontada que lo metiera por primera vez en cuartos de final de la competición europea.

El emocionante choque, animado por casi 86 mil almas que colmaron el Camp Nou, contó en la defensa, del lado del City, con Pablo Zabaleta, quien fue amonestado en el primer tiempo por fuerte falta a Iniesta, y expulsado en la segunda etapa por protestar la no sanción de un claro penal para los ingleses, mientras que Javier Mascherano estuvo en la zaga central del Barsa.

A pesar de que Barcelona jugaba con la ventaja del triunfo por 2-0 conseguido en Manchester que le permitía clasificar si conservaba el resultado, el conjunto culé salió a buscar el triunfo que necesitaba para apaciguar las dudas generadas en torno del equipo de Gerardo Martino.

Y aunque le costó encontrar el camino de la victoria, Barcelona finalmente lo consiguió sobre la base de garra, intensidad y buen juego, frente a un Manchester City que también luchó y buscó el partido. El resultado pudo ser más abultado, aunque a los ingleses tampoco les faltó hambre de gol.

En la primera parte, al Barsa le costó superar la última línea de la defensa del conjunto inglés, y cuando lo logró falló.

Messi regaló una gran jugada a la tribuna y tras gambetear a la defensa y al arquero del conjunto inglés se quedó casi debajo del arco, pero perdió la pelota.

Un minuto después Xavi Hernández remató, pero rápidamente City lo intentó también con Milner, con un remate a la izquierda de Víctor Valdés.

Por su parte, el brasileño Neymar marcó un gol que fue anulado por fuera de juego de Jordi Alba, a pesar de que aparentemente recibió en una posición correcta.

Barcelona por momentos parecía ser el dueño de la pelota, aunque no había garantías aún de que Manchester City no arruinara la fiesta.

Sin embargo, tras el descanso, Messi se propuso despejar todas las dudas: primero avisó con un disparo que pegó en el palo, pero luego ya no perdonó y abrió el camino para al triunfo.

Antes, Zabaleta tuvo su chance en el segundo tiempo con un disparo desviado, pero a pesar de las idas y vueltas y los remates fallados, Barcelona no jugó con el resultado y se esforzó hasta el último minuto, cuando plasmó su dominio en la chapa final.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS