Edición Impresa

Balearon a un taxista y robaron al chofer y pasajeros de un ómnibus de la línea 112

Noche negra para el servicio público de transporte. El Sindicato de Peones adelantó que la próxima semana buscará reunirse con autoridades del Ministerio de Seguridad.

Sábado 09 de Agosto de 2014

El servicio público de transporte tuvo una noche de mala racha con la inseguridad. Un taxista sufrió una herida de bala en un brazo en un intento de robo, mientras que en un colectivo de la línea 112, el chofer y tres pasajeros fueron encañonados y despojados de sus pertenencias.

A pesar de esta situación, los tacheros no prevén medidas de fuerza para este fin de semana. Pero adelantaron que, para tratar el tema, se reunirán con autoridades del Ministerio de Seguridad la próxima semana.

Desde ésta repartición oficial aseguraron que en julio hubo 65 hechos denunciados, de los cuales un 25 por ciento tuvo lesionados.

Según Horacio Boix, del Sindicato de Peones de Taxis, las cifras difieren. "En los últimos 30 días hubo 135 casos , con 40 lesionados", explicó. Aunque aclaró que no en todos los casos se realizan denuncias.

Para este fin de semana, Boix aseguró que no habrá medidas de fuerza, pero adelantó que en los próximos días tratarán de reunirse con los responsables del Ministerio de Seguridad.

Una noche pesada. Casi sobre las primeras horas del viernes, Marcelo A. de 40 años, condujo a sus pasajeros hasta Valparaíso y Cerrito, en la zona oeste de la ciudad. El viaje había transcurrido con normalidad y cuando estos descendieron, un hombre armado que se desplazaba en bicicleta sorprendió al taxista con intenciones de robo.

Al advertir el peligro, el tachero decidió marcharse del lugar y en esa ocasión el desconocido reaccionó efectuando un disparo que impactó en el antebrazo izquierdo del taxista. A pesar de la herida recibida, Marcelo pudo guiar el auto hasta Avellaneda y Cerrito, donde solicitó ayuda. Desde allí fue derivado por el Sies a un sanatorio privado para su atención. En el caso intervino la seccional 13.

Según trascendió, el intento de robo que sufrió Marcelo, en sus características, no sería el primero.

Se trata de una modalidad que utiliza el factor sorpresa como en todos los hechos delictivos.

Los ladrones aparecen de improviso apenas los pasajeros descienden, y los taxistas quitan por un momento la vista del flanco izquierdo del vehículo.

Pasaje sorpresa. Poco antes del intento de asalto al taxi, cuatro hombres armados abordaron un colectivo de la línea 112 bandera negra de La Mixta, y terminaron asaltando al chofer y a los tres ocasionales pasajeros. El hecho ocurrió en barrio Ludueña y sumó a la estadística de inseguridad en las unidades que prestan un servicio público.

Cuando el interno 37 de la línea señalada llegó a Junín y Pedro Lino Funes, en la zona oeste, ascendieron cuatro hombres que apenas arriba de la unidad, dejaron en claro que no eran pasajeros. Los recién llegados amenazaron al chofer y a las tres personas que en ese momento formaban el pasaje y los forzaron a entregar sus pertenencias.

El resto de la escena lo hizo la noche y la rapidez con la que desaparecieron los maleantes con su botín.

Los S.O.S.

En las últimas dos semanas hubo dos llamadas diarias de botones de pánico por parte de los 1.700 taxistas nucleados entre las dos empresas que les brindan el servicio de GPS. El dato lo brindó la Asociación de Taxistas Unidos. Sin embargo, en el ministerio remarcaron que el 911 registró 34 llamados de emergencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario