Edición Impresa

Balearon a un narco e hirieron a sus dos hijitas

Un conocido narco fue atacado a balazos la tarde de ayer cuando llegaba a su casa de la zona sur de Rosario en compañía de su familia y, aunque él resultó ileso, sus dos pequeñas hijas fueron alcanzadas...

Miércoles 22 de Abril de 2015

Un conocido narco fue atacado a balazos la tarde de ayer cuando llegaba a su casa de la zona sur de Rosario en compañía de su familia y, aunque él resultó ileso, sus dos pequeñas hijas fueron alcanzadas por disparos en las piernas y terminaron internadas fuera de peligro.

Todo ocurrió minutos antes de las 19 cuando Diego Fabián Cuello arribaba a su casa de Hilarión de la Quintana al 1900 (bulevar Oroño al 5400) en un Volkswagen Gol Trend en compañía de su esposa y sus dos hijas, de 2 y 4 años. Una vez que la familia bajó del vehículo y se aprestaba a ingresar a la vivienda apareció un Peugeot 206 color dorado con dos hombres a bordo y uno de ellos la emprendió a los tiros. Extraoficialmente se supo que “bajó un cargador completo de 9 milímetros”, por lo que se especulaba que hizo entre 13 y 16 tiros.

A pesar de que Cuello y su esposa trataron de refugiarse rápidamente junto a las nenas, al menos un proyectil alcanzó a cada una de las criaturas en sus piernas por lo que fueron trasladadas por sus mismos padres en forma urgente al Hospital de Niños, donde tuvieron que ser atendidas en la guardia y quedaron internadas en forma preventiva pero “fuera de peligro”, según fuentes oficiales.

Narcochacra. El nombre de Cuello (sindicado como un alfil de la banda de Los Monos) se hizo conocido cuando el 4 de abril de 2013 fue apresado en una chacra de Alvear a la cual la policía llegó con la excusa de esclarecer un millonario robo a una casa de electrodomésticos. Del lugar, y tras un operativo que fue denunciado por irregular, los pesquisas no se llevaron ningún electrónico pero hallaron 12 kilos de marihuana, 7 de cocaína, un lote de armas de fuego de varios calibres, tres vehículos y unos 150 mil pesos en billetes de baja denominación, dato que podría tomarse como distintivos de la venta de droga a nivel minorista.

Al encontrarse droga, del operativo surgieron dos causas. Una por el secuestro de las armas, en manos del ex juez de Instrucción Juan Carlos Vienna; y otra por los estupefacientes, que recayó en el juzgado Federal a cargo de Marcelo Bailaque, quien ordenó el procesamiento de Diego Fabián Cuello, de 36 años y dueño de la chacra; Facundo Sandoval, de 43; Gabriela Martinetti, de 28; José Ignacio Alvarez, de 38; y Carlos Rubén Arriola, de 36 años. El sexto detenido de aquel día de abril fue Miguel Angel “Japo” Saboldi, de 35 años, quien una semana después murió en un incendio intencional ocurrido en la alcaidía mayor de Jefatura.

Aquel operativo fue filmado por la policía y en la cinta quedó registrado el momento en que un efectivo encuentra una bolsa negra tipo consorcio que levanta del piso y al grito de «bingo» desaparece del lugar. Siempre se sospechó que en esa bolsa había una importante suma de dinero cuyo destino nunca se supo.

Lo que si trascendió, es que mediante escuchas telefónicas ordenadas por el juez Juan Carlos Vienna en el marco de la causa que le seguía a Los Monos y que estuvieron en manos de la Tropa de Operaciones Especiales, se pudo detectar que Cuello siguió manejando el negocio de la comercialización de drogas desde adentro de la cárcel de Piñero, de donde salió hace pocos meses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario