Edición Impresa

Balearon a un abogado en el palier del edificio donde tiene su estudio

Alberto Tortajada, penalista de 71 años, fue abordado por un joven cuando iba a subir al ascensor. Recibió dos tiros en el cuerpo y anoche estaba internado en estado delicado. No le quisieron robar.

Sábado 08 de Septiembre de 2012

Alberto Tortajada, un reconocido abogado penalista de la ciudad, fue baleado la tarde de ayer en su estudio jurídico, ubicado frente a los Tribunales provinciales. Al cierre de esta edición el profesional, de 71 años, se encontraba internado en estado delicado y bajo observación ya que uno de los proyectiles le había quedado alojado en un pulmón. El hecho, investigado por los más altos jefes de la Unidad Regional II, no encontraba anoche una motivación concreta. Sin embargo, todo apunta a que el ataque estaría vinculado a la actividad laboral de la víctima. "Alguien ha cruzado los límites y roto los códigos", dijo anoche un abogado allegado al hombre herido.

Todo ocurrió alrededor de las 17.30 de ayer en el palier del edificio de Montevideo 2026 en cuyo primer piso tiene desde hace muchos años su estudio jurídico Tortajada. De acuerdo a los testimonios que pudieron recoger los pesquisas, el profesional se encontraba en un bar ubicado en esa misma cuadra junto a un cliente cuando recibió un llamado telefónico por lo que decidió terminar rápidamente el café que consumía y regresar a su despacho. "La secretaria lo llamó porque un cliente lo buscaba bajo el pretexto de que habían encarcelado a la mujer y quería su asesoramiento", contó un pesquisa.

Lo cierto es que cuando Tortajada se aprestaba a abrir la puerta del edificio, se topó con un joven al que le preguntó si quería entrar. "Hay muchos estudios y oficinas en el edificio y entra y sale gente en forma permanente", confió una fuente. Pero cuando Tortajada se dirigió a abrir la puerta del ascensor, quien habían ingresado detrás de él, sin mediar palabras, extrajo un arma de fuego y efectuó tres disparos. Uno de los balazos perforó el brazo derecho del profesional y otro más le dio en el hombro del mismo lado provocándole una fractura y alojándose en un pulmón. El tercer disparo fue a parar a una de las paredes del palier en el cual los investigadores hallaron tres vainas servidas de una pistola calibre 22 milímetros.

Sólo supuestos. Tras el ataque, el agresor escapó a la carrera del edificio, presuntamente en busca de algún vehículo estacionado en las cercanías y en el cual lo esperaba un cómplice, dijeron los investigadores.

En tanto, la secretaria de Tortajada dio aviso al 911 y llegaron al lugar una ambulancia y varios patrulleros. El abogado fue llevado al Hospital de Emergencias donde ingresó a la guardia y anoche se esperaba que los cirujanos evalúen su estado para ver si iba a ser necesario intervenirlo quirúrgicamente por la bala que le había lesionado el pulmón derecho.

Aunque el profesional no pudo declarar ante los policías por su estado de salud, varios colegas de Tortajada que llegaron hasta el Heca para interiorizarse sobre su estado de salud pudieron intercambiar algunas palabras y reconstruir parte de lo ocurrido. En ese sentido, algunos de ellos confiaron anoche a La Capital que "El gallego (como lo conocen) no andaba en nada pesado que pueda hacer pensar una venganza por alguna causa judicial". Y aseguraron que "dijo no conocer a quién lo atacó ni mucho menos por qué lo hizo". No obstante, también admitieron que "habría recibido amenazas telefónicas en los últimos días", pero nadie supo explicar el origen de las mismas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario