Edición Impresa

Bajo la lupa: Russo no cree que el bajón futbolístico de Central sea por relajación

Igual, desde el gran partido del clásico el rendimiento de Central fue en declive. "Este equipo de la cabeza siempre fue fuerte", dijo el DT.

Lunes 28 de Abril de 2014

"Ni un día son tan buenos (por los jugadores) ni otro día son tan malos. Este equipo lo que menos tiene es relajación porque de la cabeza siempre fue fuerte". Miguel Angel Russo trató de ponerle palabras a la consulta sobre si el equipo había caído en un estado de relajación desde aquel fenomenal partido que hizo en el clásico, que sin dudas fue uno de los puntos más altos en el torneo. A esta altura cabe la pregunta sobre si hubo algo de eso o es parte de una sensación. La aseveración de que el nivel futbolístico fue decreciendo la tienen algunos números. Por ejemplo, de los últimos 12 puntos, Central obtuvo 5. Ovación tomó en cuenta el promedio en las calificaciones que este diario hace y allí también se nota un declive. No pronunciado ni estrepitoso, pero declive al fin. Claro que todo esto no es algo aislado. Es producto de las bajas performances desde lo colectivo, amén de algunos resultados puntuales.

Los resultados no fueron malos. Se mantuvieron en un nivel acorde a lo que se venía haciendo en el ciclo de Russo. El problema fue lo otro, lo que tiene que ver con las formas. Nada que marque una hectárea de distancia en el juego de un tiempo no muy lejano, pero hay un punto de inflexión.

Tal vez sea un error tomar como emblema aquel partido en el Coloso, con todo lo que significa enfrentar y salir airoso de un clásico tan particular, pasional y complejo como el rosarino. Pero el funcionamiento en su máxima expresión estuvo. Lo otro, también.

"Podemos mejorar más desde el juego. Entiendo que es difícil, que cumplir los objetivos no es nada fácil porque hay prioridades", sintetizó el entrenador canalla en la semana previa al choque ante Vélez. Sin dramatizar, pero advirtiendo no sólo el estancamiento futbolístico de las últimas presentaciones, sino poniendo bajo la lupa una producción que nunca mostró estructuras demasiado pulidas.

Lo de Belgrano fue discreto. En Rafaela el resultado maquilló un funcionamiento agrietado y que mostró falencias desde la concepción misma del juego. Frente a Estudiantes, el punto se terminó celebrando no sólo por la jerarquía del rival, sino porque la propuesta no había sido lo suficientemente sólida. Lo ocurrido en Vélez está demás explicarlo.

Con el triunfo ante Newell's, Central quedó a un paso muy corto de la permanencia. También se dejó atrás un compromiso que siempre va más allá de lo futbolístico e incluye cuestiones emocionales fuertes. ¿Y si algo de cierto hay, aunque de manera inconsciente, en esto de la relajación? Podría sonar lógico.

"Nos tocó mal esta noche, cometimos errores, pero agachamos la cabeza y volveremos a buscar lo que estamos acostumbrados el sábado. No busquemos otro tipo de situaciones ni de cosas raras. Nos encontramos con un partido raro, con un gol de entrada y con una expulsión que no estaba en los planes". Tajantes las palabras en el vestuario de Vélez. Russo no cree que su equipo se haya relajado. Las últimas producciones se le plantan y le hacen frente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS