Edición Impresa

Bahai, una fe moderna perseguida por los ayatolás

Creada en Irán a mediados del siglo XIX, el Islam persa siempre la consideró una amenaza. Pero la persecución empeoró con la llegada de Khomeini

Domingo 02 de Junio de 2013

Las persecuciones religiosas parecen ser parte del pasado, pero siguen vigentes en diversos regímenes totalitarios alrededor del mundo. En Irán, el régimen islámico persigue a los adherentes a la fe Bahai. Esta, surgida a mediados del siglo XIX en Persia —hoy Irán—, tiene más de 8 millones de fieles en todo el mundo y reconocimiento de las Naciones Unidas. Es una religión universal que sufre desde su creación persecuciones por parte de las autoridades iraníes. El recrudecimiento de este acoso, con detenciones sin causa, llevaron al órgano central de la fe Bahai a pedir a sus fieles alrededor del mundo que se manifiesten para poner a la comunidad internacional al tanto de estas injusticias y presionar al gobierno iraní. Así, la semana pasada se congregaron en el Monumento a la Bandera representantes bahai, quienes pidieron la liberación de los cautivos. La Capital, que dio cuenta de la protesta, entrevistó a Bárbara Gómez y Miguel Angel Paniagua, miembros de la comunidad bahai de Rosario.

—¿Por qué el ensañamiento del gobierno iraní con los bahai?

—Porque creen ver en los bahai una amenaza. La situación de los bahai en Irán siempre ha sido la de una minoría religiosa perseguida por las autoridades del Islam. El fundador de la fe, Bahaulláh, difundió como enseñanza fundamental la unidad del género humano y el establecimiento de una religión universal, desarrollo final de la historia de la religión. Acepta como verdaderas las enseñanzas de todos los profetas del pasado y dice que existe un solo Dios y una sola ética religiosa. La fe Bahai plantea una continuidad entre los profetas, desde Moisés hasta Mahoma, proseguida por Bahaulláh. Esto, a los musulmanes iraníes en el poder, siempre les ha parecido peligroso y de ahí la constante persecución.

—¿La persecución existe desde los inicios de la fe?

—Sí, porque Bahaulláh apareció ante las autoridades de la época como un reformador, por lo que se produjo su persecución y exilio. El y sus seguidores sufrieron 40 años de destierro, desde 1852 a 1892. La persecución a los seguidores que quedaron en Irán continúa hasta la fecha y recrudece desde la llegada de la revolución de Khomeini (1979). Muchos de ellos han sido torturados, excluidos de la vida pública y confiscadas sin justificación sus propiedades.

—¿Irán ha visto a los bahai como una amenaza al status quo?

—Claro. De todos modos, otro de los principios bahai es nunca estar en contra de las leyes o del gobierno del país que se habita. Un bahai no es revolucionario, sino alguien que confía en que la evolución va a llevar al establecimiento de una civilización universal. La persecución a los bahai, que se da exclusivamente en Irán, ha sido muy variable. Actualmente lo que hay es un mecanismo gubernamental para mantenerlos recluidos y eventualmente encarcelarlos. Encarcelan a los representantes de la fe que tienen alguna actuación, como la asamblea espiritual local. Están retenidos sin juicios o juicios falsos y sin plazo, perseguidos de por vida.

—¿Cuándo llega la fe Bahai a Rosario?

Los primeros bahai rosarinos, que datan del año 1955 aproximadamente, conocieron la fe a través de otros bahai argentinos que la habían conocido a su vez en Buenos Aires de difusores que reciben el nombre de "peregrinos", maestros viajeros que fueron difundiendo la fe en todo el mundo. Hoy está establecida en más de 200 países, islas y territorios. Su centro mundial está en Haifa (Israel) y tiene una organización absolutamente horizontal y democrática. No hay clero profesional y todos los cuerpos son colegiados, compuestos por personas votadas en elecciones anuales, secretas y sin campaña. A nivel nacional es igual, y luego cada cuatro años todos los bahai del mundo eligen la "Casa Universal de Justicia" que es la máxima institución y está compuesta por un cuerpo de nueve personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS