Edición Impresa

Bachelet promete legalizar el aborto terapéutico en Chile antes de fin de año

Fuerte reacción negativa de la oposición derechista. El país es uno de los seis en el mundo en el que está prohibido en forma total.

Viernes 27 de Junio de 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró en una entrevista al diario español El País que el aborto será despenalizado este año en su país. "Hay una enorme cantidad de mociones parlamentarias en la Cámara y en el Senado. Estamos en la etapa de revisar todas esas mociones y mirar cuál vamos a apoyar, cómo vamos a apoyarla, de manera que podamos avanzar en la despenalización", dijo la mandataria, para agregar: "Yo creo que va a ser durante el segundo semestre. Probablemente en los últimos meses del segundo semestre". El proyecto chileno se refiere al "aborto terapéutico", y no a una norma más permisiva, como las que rigen en Europa y EEUU. Igualmente, la reacción de la oposición de derecha no se hizo esperar.

"En Chile esta discusión (por la despenalización del aborto) en el Parlamento se ha dado (durante otros mandatos)" reseñó Bachelet al diario español. "Y hay una enorme cantidad de mociones parlamentarias en la Cámara y en el Senado. Estamos en la etapa de revisar todas esas mociones y mirar cuál vamos a apoyar, cómo vamos a apoyarla, de manera que podamos avanzar en la despenalización". Ante la pregunta de cuándo sería posible tener finalmente una ley, respondió: "Yo creo que va a ser durante el segundo semestre. Probablemente en los últimos meses del segundo semestre". De todas formas, el proyecto oficial de aborto es limitado al llamado "aborto terapéutico", es decir, por razones médicas, cuando existen riesgo de vida para la madre o deformaciones muy graves del feto. Chile es uno de los seis Estados en el mundo en el que el aborto está prohibido en forma total, por obra de la dictadura de Augusto Pinochet. Contradictoriamente, Chile fue de las primeras naciones en implementar el aborto legal en 1931.

La entrevista con Bachelet de El País fue realizada en el Palacio de la Moneda al concluir el partido en el que Chile perdió por 2 a 0 contra Holanda. Michelle Bachelet se mostró sonriente y dispuesta a quedarse con lo bueno: "Chile ha jugado bien", comentó.

Preguntada si ahora, en este segundo mandato, será más de izquierda que en el primero (2006-2010), respondió que "dije que no había vuelto «ni más roja ni más verde», pero tal vez poniendo mucho más en el centro, más que los colores, los temas de los ciudadanos. La desigualdad es nuestro gran enemigo. Y ese es mi norte fundamental", para agregar que es "consciente de que los desafíos que Chile tiene requieren cambios de fondo", está "dispuesta a llevar adelante esos cambios".

Pero sobre el aborto, el tema que ganó los titulares en España y Chile, y no tardó en sentirse la reacción negativa de la oposición de derecha chilena. El presidente de la formación más derechista de la oposición, la UDI, Ernesto Silva, respondió que las palabras de la jefa de Estado dividen "nuevamente" al país. "Como la inmensa mayoría de los chilenos, nosotros somos partidarios de la defensa de la vida siempre. Por eso lamento que la presidenta, cuando estamos discutiendo temas que requieren mucha unidad, como es mejorar la calidad en la educación y enfrentar la paz en región de La Araucanía (por el conflicto mapuche), nuevamente plantee un tema que divide a los chilenos y donde se afecta algo tan fundamental como la vida", declaró Silva. El líder derechista agregó que "matices más o matices menos, la izquierda quiere proponer el aborto y nosotros estamos en contra. Y a mí me parece mal que lo que se plantee es que va a estar vigente a final de año porque acá hay un proceso, en Chile ya se ha debatido y la Democracia Cristina (de la coalición de gobierno) en parte ha votado en contra".

La desigualdad. En la entrevista, Bachelet, que lleva apenas tres meses de su segundo mandato, apuntó a la "desigualdad" como el gran enemigo a batir. "Ese es mi norte fundamental", dijo a El País. Su principal desafío lo situó en "aprobar lo antes posible la reforma tributaria" y "avanzar" en la reforma educacional.

Sobre la "deuda histórica" que ella misma asegura que tiene el Estado chileno con los pueblos indígenas, manifestó que su gobierno pretende "establecer un nuevo trato" con ellos. La compra de tierras por parte del Estado para traspasárselas a las comunidades es "una parte muy importante" de esa relación. "Pero no es solo un tema de restitución de tierra. Tiene que haber también apoyo y desarrollo productivo. Eso implica capacitación y un montón de cosas. Estamos conformando una agenda de trabajo", añadió.

Fondos para la educación pública

Michelle Bachelet anunció un aporte extraordinario de 36 millones de dólares para la educación pública, un día después de que docentes y estudiantes criticaran la reforma educacional impulsada por su gobierno. Bachelet dijo que la reforma debe acompañarse de una "agenda corta", porque los alumnos del sector público y sus familias no pueden esperar mucho tiempo por "medidas potentes que impacten en lo inmediato en la calidad de la educación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario