Edición Impresa

Bachelet ganó cómoda pero competirá en el ballottage con la candidata de la derecha

Contabilizado el 98,66% de mesas, Bachelet consiguió el 46,69 por ciento de apoyos y Matthei, el 25,01 por ciento, según datos oficiales del Servicio Electoral chileno (Servel).

Lunes 18 de Noviembre de 2013

La candidata y ex presidenta de Chile Michelle Bachelet ganó cómodamente las elecciones presidenciales de Chile, pero no alcanzó la mayoría absoluta por lo que deberá disputar el cargo con la oficialista Evelyn Matthei el 15 de diciembre próximo. Bachelet declaró anoche que “sabíamos que era difícil ganar”, mientras Matthei aseguró que “las puertas de esta candidatura están abiertas para todos”.

   Contabilizado el 98,66% de mesas, Bachelet consiguió el 46,69 por ciento de apoyos y Matthei, el 25,01 por ciento, según datos oficiales del Servicio Electoral (Servel). Los resultados sobre cargos a diputados y senadores aún no estaban tan definidos, pero Bachelet anticipó que estaban obteniendo la mayoría parlamentaria. Habían votado 6.599.973 electores. Bachelet lograba algo más de 3 millones, y Matthei, superaba 1,6 millones. El padrón es de unos 13 millones, luego de ampliarse desde sólo 8 millones con el anterior régimen electoral.

“Hemos ganado”.  “Aquí no hay dos lecturas, hemos ganado y por amplia mayoría”, declaró Bachelet a sus adherentes, y aseguró que no tiene dudas de que ganará ampliamente en segunda vuelta y volverá a gobernar. Pero Bachelet admitió que el objetivo de ganar en primera vuelta resultó demasiado difícil de lograr. La diferencia entre ambas competidoras ayer, superior al 22% de voto en favor de Bachelet, avala el pronóstico formulado por la socialista. El resultado de “esta elección demuestra que este es el momento para los grandes cambios”, añadió la candidata socialista. Bachelet enumeró, además, varias de sus propuestas que contaron con el respaldo de la ciudadanía en estas elecciones. “Han votado por una educación gratuita, por oportunidades más equitativas para nuestros niños y niñas, una reforma tributaria que grava las ganancias de las grandes empresas. Hoy han votado una nueva Constitución. Hoy han votado una amplia mayoría para que Chile sea el país justo que todos queremos”, aseguró ante sus seguidores.

   La ex presidenta también celebró lo resultados que se conocían de las elecciones parlamentarias. Anunció que en dos circunscripciones electorales le arrebatarán el escaño en el Senado al oficialismo y en otras ocho, el puesto de diputado, lo que le permitiría contar con mayoría en el Parlamento a su coalición, Nueva Mayoría. “Esta amplia votación refuerza nuestra certeza de que es el momento de que Chile haga las transformaciones que requiere”, aseguró Bachelet. De todas maneras aún estaba por verse si tendrá mayoría en el Congreso.

Matthei: “Un triunfo”. Por su parte, Matthei, que calificó como un “triunfo” su segundo lugar, dijo que su campaña electoral la realizó en “condiciones muy adversas”, al tiempo que llamó a los votantes de las candidaturas perdedoras a sumarse a su proyecto. Contra todo pronóstico, la candidata logró una inesperada remontada. Las últimas encuestas la ubicaban segunda, pero con 14-17% de los votos, no con el 25 que logró ayer. Está muy lejos de la ex presidenta, pero se posiciona como referente de la derecha. “Representamos un proyecto de Chile que está por encima de la ideología y que va a ser comprendido por un número creciente de compatriotas”, agregó. En este segundo proceso de elecciones para definir al nuevo mandatario de Chile, sostuvo que en la Alianza “vamos a salir a buscar el voto de Michelle Bachelet”. Dentro del desarrollo de su discurso expresó estar “orgullosa de lo que Chile ha alcanzado”. También dejó en claro su predisposición para recibir a aquellos electores que se quieran sumar a su propuesta de gobierno, ya que “las puertas de esta candidatura están abiertas para todos aquellos que quieran bienestar”, insistiendo en que trabajarán para conquistar a quienes siguen indecisos. Y remarcó: “Las segundas vueltas son buenas para Chile porque llaman a la moderación y a centrar los discursos. Tenemos grandes diferencias con la izquierda”. Matthei tomó la candidatura de la derecha después de la renuncia del postulante de la alianza surgido de las primarias, Pablo Longueira, y de la anterior dimisión del precandidato más competitivo de este sector, Laurence Golborne, por denuncias sobre su patrimonio.

Piñera. El presidente Sebastián Piñera, por su parte, comentó: “Hemos tenido una elección pacífica, transparente, limpia, como todos los chilenos se merecen. Nos hubiera gustado una mayor participación de nuestros compatriotas:”. Sin embargo, reivindicó que “el voto en Chile es voluntario porque este gobierno envío una reforma” para lograrlo.

   Tras Bachelet y Matthei se ubicaron el izquierdista Marco Enríquez-Ominami, con el 10,87 por ciento y, muy cerca, el derechista Franco Parisi con el 10,14 por ciento. Parisi reconoció su derrota y dijo que no votará en la segunda ronda por Matthei, a quien calificó como “mala persona”. No queda claro por ahora cuántos de los votantes de Ominami y Parisi irán a dar en el ballottage a Bachelet y Matthei, respectivamente, más allá del mandato que formulen estos dos dirigentes.

   Ayer estaban habilitados unos13,5 millones de votantes para elegir presidente de la República, 120 diputados, 20 de 38 senadores y 278 consejales regionales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS