Edición Impresa

Avanza la definición de la traza de la autopista Rosario-Rufino sobre la ruta 33

Enlace vial. Las autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad anunciaron que, en general, se utilizarán los terrenos de la ruta nacional desde Venado Tuerto hasta Chovet.

Sábado 25 de Enero de 2014

La Dirección Nacional de Vialidad (DNV)aprobó el informe final de las dos primeras consultas públicas realizadas para definir la traza de la autopista Rosario-Rufino de la ruta Nº 33. Lo resuelto comprende el recorrido que va desde Rufino a Venado Tuerto hasta las inmediaciones de Chovet. Ahora solo resta la definición de las otras consultas desarrolladas también en el trascurso del año pasado en Firmat y Casilda a fin de completar el trazado total de los 250 kilómetros que tendrá el esperado emprendimiento vial.

Ya establecidos los dos primeros trayectos de autopista ahora las consultoras contratadas avanzarán con la etapa de anteproyecto para, aprobación mediante, cumplimentar el proyecto ejecutivo final y el pliego licitatorio. Y el mismo procedimiento se aplicará para los dos tramos aún pendientes de definición.

Las consultas públicas que tuvieron lugar en Rufino y Venado Tuerto en julio del último año contó con la participación de autoridades y vecinos cuyas opiniones "fueron tenidas en cuenta para la determinación de la traza definitiva (de ambos tramos), con evaluación de las factibilidades técnicas, económicas y medioambientales", según consigna un comunicado emitido por el distrito 7º Santa Fe de Vialidad Nacional.

El organismo explicó que para la ejecución de la autopista entre Rufino y Venado Tuerto se utilizará mayormente la actual traza de la ruta nacional Nº 33 debido a la "ausencia de poblaciones y construcciones que puedan verse afectadas por la ampliación de la zona de camino".

En jurisdicción de Rufino la autopista tendrá conexión con las rutas nacionales números 7 y 33, elección para la cual se priorizó el aspecto hidráulico de los terraplenes de las calzadas que podrán actuar como defensa para el radio urbano, con un acceso pavimentado hacia el centro de la localidad por calle Juan B. Justo o en sector sur por la actual ruta nacional Nº 7, donde se ubicará un intercambiador a distinto nivel.

Hacia el otro sentido la doble vía se vinculará con la actual traza algunos kilómetros al noreste de Rufino, desde donde seguirá con el actual derrotero hasta proximidades de Venado Tuerto.

Variante. El informe además señala que en Amenábar se realizará una variante de paso que, no obstante, tendrá un acceso a la localidad al igual que en las otras poblaciones del tramo. Cabe resaltar que la autopista tendrá en toda su extensión puentes de cruces con acceso y egreso cada cinco a siete kilómetros para mejorar la conectividad del tránsito regional por rutas provinciales y del movimiento rural de vehículos y maquinarias. Además, a través de las colectoras, los frentistas beneficiados con la obra podrán acceder en estos cruces a distinto nivel a la doble vía rápida.

Al arribar a la zona de Venado Tuerto, luego de superar el acceso a San Eduardo, la autopista se desarrollará por el noroeste de la trama urbana, desde unos kilómetros al sur de la localidad para continuar hacia Rosario en forma paralela a la actual ruta 33, hasta donde termina el segundo tramo en estudio, en las inmediaciones de Chovet.

Desde Venado Tuerto y hasta Rosario la calzada existente permanecerá como conexión adicional entre las distintas localidades de la zona. En este sector hay un exiguo ancho disponible y se encuentran numerosas construcciones en los tramos rurales que hacen inviable la ampliación de la zona de camino (a 120 metros) para la duplicación de la calzada y la construcción de los intercambiadores. No obstante cabe aclarar que todas las comunidades del tramo contarán con accesos a la nueva autopista.

Consultas. Vialidad rescató la importancia de las consultas públicas para la elaboración de proyectos sobre nuevas rutas al remarcar que constituyen "una instancia de acercamiento hacia la comunidad y de fortalecimiento del consenso y participación democrática en la realización de estas trascendentales obras de infraestructura vial". Y en esa misma línea resaltó la importancia que tuvo para el organismo cada uno de los cuatro encuentros realizados entre julio y agosto de 2013 en Rufino, Venado Tuerto, Firmat y Casilda, para "lograr un importante caudal de información que fue mensurado y tenido en cuenta a la hora de definir la traza y ubicación de intercambiadores y accesos".

Vialidad Nacional notificará el informe final de las consultas públicas de Rufino y Venado Tuerto a los participantes que, de todas maneras, podrán conocer detalles de lo actuado ingresando al sitio web oficial del organismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS