Edición Impresa

Automovilismo: Facundo Regalia busca su destino

Corre sobre el mejor asfalto del planeta. Pero Facundo Regalia levantó polvareda este año a nivel internacional con su sorprendente incursión en la GP3 Series debido a que terminó siendo subcampeón...

Miércoles 04 de Diciembre de 2013

Corre sobre el mejor asfalto del planeta. Pero Facundo Regalia levantó polvareda este año a nivel internacional con su sorprendente incursión en la GP3 Series debido a que terminó siendo subcampeón en su debut en la telonera especialidad de la Fórmula Uno. Y ahora está a punto de escribir otra rica página en el libro de su historia deportiva. Está ahí de dar un gran paso en su carrera. "Si todo va bien, voy a correr la próxima temporada en la GP2 y además voy a ser tester de Force India", sostuvo del otro lado de la línea telefónica con voz muy pausada el piloto nacido en San Fernando. "Si bien por el momento no se puede dar por hecho ya que nos falta reunir un millón y medio euros, sinceramente confío en que pueda reunirlos para cumplir con unos de mis desafíos a corto plazo", agregó el joven argentino, pero que reside en España desde 1999. "La esperanza es llegar al gran circo en poco tiempo más", remarcó en diálogo exclusivo con Ovación, mientras hizo una pausa en su búsqueda de fondos para afrontar el 2014 .

—¿Sos consciente de que encendiste la llama de la ilusión y ahora muchos están expectantes de tu situación?

—Trato de mantener los pies sobre la tierra en todo momento, aunque noto que ese es el deseo generalizado. Desde que llegué al país percibo que hay gente tan pendiente como yo esperando que se defina todo cuanto antes. Y puede que sea esta semana.

—¿Qué falta para confirmar que vas a correr en la GP2 o que serás Tester de Force India?

—Dinero. Por el momento no hay nada confirmado, pero debo admitir que todo está muy avanzado. Lo único que puedo adelantar es que tengo la posibilidad de correr en GP2 y ser en simultáneo tester de Force India, de la Fórmula Uno. Las chances están ahí, por lo que estoy tratando para que se cierre todo en estos días.

—¿Qué te desvela más: ser tester de Force India o correr en la telonera para mantenerte en competencia para dar el gran salto en 2015?

—La idea es hacer ambas cosas porque se pueden hacer sin problemas. Sería bueno estar bajo la órbita de Force India porque es una escudería importante y está bien insertada en el circo.

—¿Y... entonces?

—Y, nos falta el millón y medio de euros para correr en la GP2 (risas) con el equipo de Adrián Campos (su mánager y ex de Fernando Alonso). Una vez que logremos eso, creo que Force India confirmará la posibilidad de estar con ellos en 2014.

—Si bien probaste con cinco equipos más de la GP2, ¿se puede decir que el Addax Team es en el que mejor rendiste?

—Sí, me sentí muy bien pese a que cometí un error en la prueba.

—Además subiste al simulador de McLaren y anduviste bárbaro, según contaron los británicos.

—Sí, fue una experiencia hermosa porque también le sirvió a Force India, que fue la me llevó a hacer esa prueba. Digamos que ahí me evaluaron más de cerca y creo que cumplí.

—¿Ahí se decidieron para que seas su tester?

—No sé. Pero en lo personal quedé muy contento porque me adapté rápido al simulador, que ya de por sí es muy complejo. Esperemos que se cierre todo esta semana o la otra.

—Con tu caso queda claro una vez más que con talento no alcanza. Es como dijiste hace un tiempo, «la Fórmula Uno es una guerra de países». Y por el momento Argentina no te está dando todo el apoyo que necesitás para concentrarte sólo en las carreras.

—Sí, ni hablar. Lo del talento se terminó con Alonso (piloto de Ferrari). La F1 ya no es como en 1998, 1999 o 2000, donde con talento tenías grandes chances de estar en el circo. Hoy en día los equipos necesitan mayores presupuestos. Por eso estamos trabajando duro para ver si llego.

—La prueba de todo está en el ruso Daniil Kvyat, quien además de salir campeón en la GP3, su país tendrá una fecha porque lo ayudó e invirtió 300 millones de dólares en la pista. Otro caso es el de Pastor Maldonado, a quien lo solventa Venezuela.

—Ni hablar. Suena complejo hablar de números, pero la verdad es que es lindo ver a tu país en el calendario de la máxima. O, en mi caso, estar cerca del gran circo. Y espero llegar pronto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS